Carlos Aceves del Olmo, recientemente electo como líder del Congreso del Trabajo, aprovechó la oportunidad para reclamar, desde la tribuna en el Senado de la República, al líder sindical de los ferrocarrileros, Víctor Flores.

Luego de que Flores presentará su intervención, en el segundo día de las audiencias públicas para analizar los temas pendientes de la reforma laboral, y tras denunciar que los “diputados y senadores se sirvieron con la cuchara grande” al aprobar una reforma que “afecta a los sindicatos porque hay una intervención directa de ese Centro de Conciliación y Registro Laboral”, el líder cetemista arremetió en contra de Flores, a quien le reclamó por unirse a las filas de la Confederación Autónoma de Trabajadores y Empleados de México (CATEM).

Tanto Aceves del Olmo como Flores, han estado por tres periodos como presidente y vicepresiendente del Congreso del Trabajo, sin que hubiera fuertes diferencias como las que tienen recientemente con el surgimiento del nuevo sindicalismo que encabeza Pedro Haces en la CATEM y quien pretende tomar el liderazgo del sector obrero.

Ante las caras de asombro de otros dirigentes sindicales, de representantes patronales y senadores; Aceves del Olmo declaró que Flores trae fuertes conflictos con los trabajadores y evidenció que junto con Pedro Haces, no se han resuelto los problemas que tienen con las viudas del gremio ferrocarrilero a quienes adeudan más de 15,000 millones de pesos.

Entre gritos de los seguidores del líder ferrocarrilero que pedían que diera continuidad a los oradores del parlamento abierto, Aceves del Olmo pidió que no se incorporará en el diario de los debates su intervención, como tampoco se incorporarán las peticiones de Flores en el documento que entregó a los legisladores y mostrando el documento dijo que “no dice nada, se lo hizo alguien que sí sabe escribir”.

En su defensa, Flores dijo que ese no era el momento de discutir temas internos del Congreso del Trabajo y sostuvo que no faltó a nadie el respeto y que esperaba una disculpa pública. Hasta el curul en donde estaba sentado el líder ferrocarrilero se acercó la hija de Aceves del Olmo quien se disculpó por el hecho.