Elementos del Ejército Mexicano liberaron anoche a nueve microempresarios que estuvieron secuestrados en un taller automotriz, en la Colonia Topo Chico, y detuvieron a ocho presuntos plagiarios, informaron autoridades castrenses.

De acuerdo a los primeros reportes, los hechos ocurrieron en un taller denominado Servicio Automotriz JJ, en la calle Apodaca 1203 en su cruce con la avenida Terán, al poniente de esa ciudad.

Tras recibir una denuncia anónima, los militares acudieron al lugar para verificar la situación y fueron recibidos a balazos por los delincuentes, de los cuales varios lograron escapar.

Las fuerzas castrenses aseguraron en el taller una camioneta Toyota Sienna y una camioneta color blanco, tipo van, presuntamente utilizada para movilizar a las personas plagiadas.

Igualmente, fueron decomisadas tres armas cortas, tres ametralladoras y un fusil de asalto AK-47, cartuchos de varios calibres, fornituras, macanas, varios teléfonos celulares, tablas de tortura, así como cintas adhesivas gris y canela.

Los hombres privados de su libertad, añadió el informe, permanecieron en un cuarto sucio y todos exhibían huellas de tortura, golpes en diferentes partes del cuerpo y rastros de sangre.

El reporte señaló que los delincuentes fueron llevados, junto con los vehículos y armas asegurados a las instalaciones de la Séptima Zona Militar, en el municipio conurbado de Escobedo.

RDS