México.- Las leyes secundarias deberán garantizar la funcionalidad de la reciente reforma político-electoral, cuyo objetivo es dotar de certeza las elecciones y consolidar la democracia, aseguró Leonardo Valdés Zurita, investigador asociado de El Colegio de México (Colmex).

Al participar en el programa Justicia electoral a la semana, que produce el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF), dijo que las nuevas disposiciones normativas deberán hacer efectiva la paridad de género en las candidaturas, así como la reelección de diputados, senadores y alcaldes, previstas en la reforma.

En el programa que se transmite todos los lunes por el Canal Judicial, Valdés Zurita precisó que para apuntalar este avance democrático hay que especificar en la ley que las candidatas mujeres tengan suplentes del mismo género.

También, anotó, se deben precisar, de manera clara, las facultades de los organismos electorales locales y federales, así como los motivos de las nuevas disposiciones.

Creo que hubiera sido mejor que no subsistieran los institutos estatales electorales, pero van a subsistir, por ello, la ley secundaria tiene que normar con claridad las relaciones entre el Instituto Nacional Electoral (INE) y éstos , expuso el ex consejero presidente del Instituto Federal Electoral (IFE).

En este marco, consideró necesario vigilar que las autoridades ejecutivas estatales no controlen la actividad de los organismos electorales locales a través del presupuesto.

Ello, porque los consejeros de esos organismos serán nombrados por el INE, pero los congresos de las entidades federativas serán responsables de asignarles los recursos necesarios para su funcionamiento.

Valdés Zurita comentó que los legisladores o presidentes municipales que tengan la intención de reelegirse en el cargo, estarán obligados a hacer bien su trabajo, porque su continuidad dependerá de la opinión de sus representados, situación que, sostuvo, fortalece la democracia.

De tal suerte, precisó que México cuenta con un modelo de organización electoral fundamentado en instituciones y leyes en la materia que lo ubican como un ejemplo para otros países del mundo,

Resaltó que el país, desde los años 70 ha puesto en marcha un proceso reformador que sentó las bases para más certeza y equidad en la competencia comicial, además de que garantizó más confianza ciudadana en las instituciones encargadas de proteger y defender el voto.

México, abundó el investigador, es uno de los países que más reformas electorales ha tenido, a diferencia de Estados Unidos o de países de Europa que conservan la base de sus democracias añejas.

Dijo que la confianza ciudadana sigue siendo un elemento distintivo del sistema electoral mexicano, ya que las autoridades electorales son electas mediante un proceso aleatorio, son capacitados, poseen amplia experiencia en la materia y no tienen vínculos con los partidos políticos.

Entre otros elementos ejemplares, citó el registro de electores, que se ha convertido en una inspiración de reformas, incluso en países desarrollados como Canadá, que hasta los años 90 no tenía un padrón electoral y después de conocer México, estableció un procedimiento para que los canadienses tengan una credencial muy parecida a las micas mexicanas.

El programa Justicia electoral a la semana es conducido por la periodista Guadalupe Juárez.

mfh