Académicos, legisladores y militares discreparon respecto a la concepción de la ley de seguridad interior que se discute en el Congreso.

Durante el Foro Debate la Seguridad Pública: Seguridad Interior y Reforma Policial, organizado por la asociación civil Causa en Común, los analistas mostraron inquietud sobre la legislación que pretende aprobar la regulación de los militares en tareas de seguridad pública, argumentando que una reforma en ese sentido podría incentivar a que las policías locales no se capaciten ni se reconstruyan.

Catalina Pérez Correa, investigadora del Centro de Investigación y Docencia Económicas, aseveró, además, que las cinco propuestas de reforma que se están discutiendo en este momento en el Congreso son anticonstitucionales.

Al encuentro asistieron Rubén Francisco Pérez quien acudió en representación de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos y representantes del poder Legislativo como el senador panista Roberto Gil Zuarth y la diputada Martha Tamayo, en tanto que por la Secretaría de la Defensa Nacional acudió el general de brigada, Alejandro Ramos, jefe de Unidad de Asuntos Jurídicos de la Secretaría.

Ramos expuso que las Fuerzas Armadas desean ser un último recurso en las tareas de seguridad interna, ya que no les compete este tipo de tareas; pugnó, a su vez, por un gradual retorno a los cuarteles de las fuerzas castrenses.

En tanto que Roberto Gil, autor de una de las iniciativas de regulación, destacó que la capacitación de las policías es un tema de voluntad política más que de falta de capacidad.

Osorio Chong insiste ?en que sea aprobada

El titular de la Secretaría de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong, llamó a dejar los cálculos políticos electorales para después y poner énfasis en la aprobación de la ley de seguridad interior; el respaldo que necesitan las Fuerzas Armadas en su actuar, dijo.

En su mensaje, al encabezar la firma de un convenio de seguridad regional entre los estados de Colima, Jalisco, Michoacán y Guanajuato, Osorio Chong hizo hincapié en que quienes pretenden lucrar políticamente con la seguridad, no sólo lastiman a las instituciones, sino también a la sociedad .

[email protected]