El gobierno federal advierte que de liberarse el consumo de la mariguana para fines lúdicos o recreativos, la demanda de servicios de salud para el tratamiento de la adicción al consumo de esta droga se incrementaría y rebasaría la capacidad instalada.

Con motivo de la puesta en marcha del Sistema Nacional de Protección Integral de Niñas, Niños y Adolescentes por parte del Ejecutivo federal este miércoles, la Presidencia de la República tomando como base datos de la Secretaría de Salud informó que 16% de los adolescentes que experimentan con esta droga se vuelven dependientes.

Asimismo, el gobierno expuso que en el 2014 fueron atendidos 18,886 pacientes en centros de tratamiento contra las adicciones, tras recordar que la Encuesta Nacional de Adicciones 2011 arrojó que, en 67.6% de los casos, la mariguana fue reportada como la droga de consumo de inicio por parte de menores de edad, y que 50.8% de los encuestados inició su consumo antes de los 18 años.

El gobierno federal puntualiza que en México existe una red de atención para el tratamiento ambulatorio del consumo de drogas, integrada por 340 Centros de Atención Primaria a las Adicciones (CAPAS) y 116 Centros de Integración Juvenil (CIJ).

Al recordar la posición de la Secretaría de Salud sobre el tema, se advierte que la mariguana produce daños psicológicos, neurológicos y fisiológicos en distintos sistemas y aparatos del cuerpo, además de alterar los procesos de aprendizaje, la productividad, el coeficiente intelectual y generar problemas de atención.

Aproximadamente 9% de los que experimentan con mariguana se convertirá en dependiente. El número aumenta a uno de cada seis entre los que inician el uso de la mariguana en la adolescencia y de 25 a 50% entre los que la fuman diariamente .

También se menciona que pese a que su consumo no se asocia significativamente con muertes directas, la adicción a ella es el segundo factor de pérdida de años de vida sana.

El gobierno recuerda que en México no está penalizado el consumo y que se permite portar hasta cinco gramos para consumo personal.

Asegura Peña Nieto

Sus hijos preguntaron al Presidente si pronto se podrían echar un churro

Se ha evidenciado que el consumo de mariguana es nociva para el desarrollo de capacidades de la juventud y la niñez, advirtió el mandatario Enrique Peña Nieto, quien indicó que está abierto al debate, pero que no se puede generar confusión respecto del tema.

Déjenme compartirles. Cuando se acercan nuestros hijos y me preguntan: ‘oye, Papá, ¿quiere decir que pronto nos vamos a poder echar un churro aquí delante de ustedes?’ (...) He dicho no, no se confundan, se abre un debate y les he expresado mi posición categórica de estar en contra de la legalización , relató durante la instalación del Sistema Nacional de Protección Integral de Niñas, Niños y Adolescentes, en Los Pinos.

Destacó que estará abierto al debate y a si expertos puedan ofrecer mayores argumentos sobre si se mantiene la prohibición o se establece una regulación.