Los candidatos y candidatas a gobiernos locales usan Internet como una herramienta para transmitir información, interactuar con sus electores potenciales e incluso, atacar a sus oponentes. Para nuestra fortuna, la evidencia de estos esfuerzos queda inevitablemente registrada y puede ser usada como un insumo para entender el perfil de los procesos locales y de sus protagonistas, en al menos tres rubros: popularidad, conflicto y nivel de gasto aproximado.

Popularómetro

¿Qué tan popular es un candidato o candidata en línea? Para responder a esta pregunta usamos cinco mediciones: el nivel de influencia global en Twitter (retomado de http://tweetlevel.edelman.com/), que usa, a su vez, 18 criterios de uso de la red social, desde el número de respuestas, hasta el número de retuiteos por cada mensaje escrito; el cambio en el número de seguidores en Twitter en una semana; el crecimiento en el número de amigos en su cuenta de Facebook; el número de resultados en una búsqueda en Google durante la última semana, y el posicionamiento en encuestas, como un indicador inevitable de popularidad electoral.

Estas cinco mediciones se ponderan y se promedian para obtener un indicador global de popularidad. El ganador indiscutible esta semana es Francisco Olvera (PRI, Hidalgo), se lleva la corona por una sola razón: un crecimiento inmenso en sus amigos en Facebook.

La otra campaña

Hay en YouTube un total de 58 videos negativos de los candidatos en estos seis procesos electorales, existen pues campañas negativas fuera de los medios tradicionales controlados por las regulaciones electorales, aun cuando es frecuente que estos videos sean dados de baja por violar derechos de autor .

Asimismo, recopilamos manualmente información sobre menciones negativas a los candidatos en Twitter por parte de otros usuarios. Tan sólo en la última semana detectamos 981, la mayoría del proceso electoral en Veracruz

Finalmente, consideramos que la cercanía en la intención de voto reportado por encuestas públicas, así como por la intensidad en el uso de redes sociales (medida por la diferencias en nivel de influencia global en Twitter), reflejan procesos con mayor competitividad e intensidad. El resultado final es un indicador de conflictividad que incorpora todos estos elementos ponderados y promediados por estado. Sinaloa se coloca a la cabeza con un puntaje de 7.01, seguido muy de cerca por Veracruz (6.91).

Todos parejos

Dado que los candidatos reportan sus eventos de campaña diarios, es posible calcular los gastos incurridos por evento y hacer una suma semanal.

Ése es justamente el ejercicio que realizamos: monitorear eventos, calcular insumos, cotizarlos y sumar. Bajo esta medición, el candidato que esta semana habría gastado más es Javier López Zavala (PRI, Puebla) con $1,millón 163,679 pesos. Hay que mencionar que este cálculo se basa en datos de eventos de campaña. Una cifra inferior puede medir menor gasto, pero también, menor información.