En las próximas elecciones del 1 de julio de 2018 se votarán más de 3,400 cargos públicos entre Presidente de la República, senadores, diputados federales, 30 elecciones concurrentes que incluyen ocho gubernaturas, la jefatura de gobierno de la Ciudad de México, 972 diputaciones locales, 1,596 ayuntamientos, 184 juntas municipales y 16 alcaldías. Se trata de la elección más grande en la historia democrática de nuestro país, lo que implica el contrato de 45,000 supervisores electorales y capacitadores asistente electorales, se proyecta instalar más de 155,000 casillas y para ello se requiere toda una logística que incluso será observada por extranjeros y así tomar elementos de la misma.

Sin embargo esto no ha motivado a nadie a participar, por dos razones principales, el descredito en las instituciones (en las que no se confía) y la calidad de los candidatos, asegura Dania Paola Ravel Cuevas, consejera electoral, “a pesar de que se tiene una ciudadanía bastante critica y muy participativa sobre todo en redes sociales, no existe una correlación entre esas opiniones y una participación ciudadana activa”. Por ello aplaudió el esfuerzo que surge desde la sociedad a través de Comparo Voto, un proyecto ciudadano apartidista, creado por el Centro de Análisis para la Investigación en Innovación, A.C. y diseñado para que los ciudadanos puedan jugar, interactuar y aprender sobre civilidad, democracia y derechos político-electorales. Además, conocer en pocos minutos a los candidatos a gobernador y presidente de la República del proceso electoral 2018.

La funcionaria advirtió, “conocer e involucrarse con estos candidatos a la larga hará que con la participación ciudadana se exijan mejores trayectorias y desempeños, todo con base en el conocimiento. Cuando los partidos políticos se den cuenta de que esto es una exigencia ciudadana, estoy segura que se postularán mejores perfiles”.

Una democracia no funciona sin ciudadanos

Durante la presentación de la plataforma, los creadores de Comparo Voto explicaron que la plataforma surge de la necesidad de construir ciudadanía a través de herramientas tecnológicas y de poder abonar a la democracia a través de políticas traídas desde la misma sociedad civil. “El hartazgo de los políticos y las cosas públicas nos han alejado de las decisiones”, aseguró Fernando Ojesto Martinez Manzur, co-creador de la plataforma. Aun así, y para generar un cambio, “los ciudadanos no tenemos que ser expertos en materia electoral, pero si tenemos que conocer los temas fundamentales de nuestra democracia”.

La audiencia principal abarca mexicanos en el extranjero y personas con nivel máximo de estudios medio superior, pero tiene un especial énfasis en millennials y estudiantes universitarios. La lista nominal  la conforman con corte al 16 de marzo, 2 millones 36 mil 97 jóvenes de 18 años; 2 millones 60 mil 953 jóvenes de 19 años, 11 millones 78 mil 495 entre 20 y 24 años  y 10 millones 986 mil 623 jóvenes entre 25 y 29 años. Esto constituye el 30% de la lista nominal de un total de 26 millones 162 mil 168.

“La idea es mover a esta población desde el desconocimiento, desinterés y desinformación a todo lo contrario”, dijo Estaban Santamaría, quien forma parte de este equipo de trabajo. “En la lógica de sumar a lo que ya existe como fuente oficial y en la idea de cambiar conceptos técnicos a algo más atractivo, con un lenguaje accesible, claro, interactivo e incluso divertido, es que surge esta plataforma”.

Sobre los temas a tratar, aseguraron que la educación cívica es primordial ya que es uno de los grandes problemas de la democracia en nuestro país y la región, la encuesta 2017 de Latinobarómetro del Instituto Mexicano para la Competitividad (IMCO), dice que solamente el 38% de los mexicanos estamos satisfechos con nuestra democracia. “Una de las causas es el poco conocimiento que tenemos como sociedad sobre el sistema democrático de nuestro país”, agregó Martínez.

Dentro de sus herramientas destacan un comparador de candidatos a través de notas e información de las propias plataformas y medios de comunicación de quienes serán los candidatos, sin emitir alguna opinión extra. Se agrega un juego, que es una forma interactiva y didáctica para involucrar más al usuario. Además de un apartado enfocado en mujeres donde se explica el principio de paridad de género y la violencia política por razones de género.

“Es muy común que entre la desesperanza de qué tanto vale o define nuestro voto una elección”, opinó  la catedrática y experta en temas electorales y derechos humanos, Leticia Bonifaz Alfonzo,  pero, “no ir a votar implica dos posibilidades, la primera es no querer decidir lo que pasa en México, la otra, es que (como mujeres) se nos está olvidando el trabajo que le costó a ellas conseguir el voto, estamos traicionando a las mujeres que dieron la vida, sin exagerar, por exigir derechos políticos, como el caso de Hermila Galindo en México”.

La plataforma además tiene una proyección a futuro, “una vez que conozca la plataforma y la gente le dé seguimiento al proceso electoral, para después de la jornada se incluye el tema de construcción de ciudadanía con opciones para saber ¿Qué hacer después del proceso? Y se empodere a la ciudadanía y tener elementos para exigir el cumplimiento de los mandatos”.

Los panelistas en la presentación de esta plataforma concluyeron que elegir a las personas que nos van a gobernar es una tarea importantísima, “esta concientización de que las decisiones que toma una persona que está gobernando nos afecta en nuestra cotidianeidad e incluso en los asuntos más domésticos, nos tiene que motivar a participar y exigir”.

El portal está disponible a través de http://comparovoto.org