La situación de violencia contra la prensa en gran parte del país misma que ha instalado la censura y provocado "zonas silenciadas", es una señal de que se está "perdiendo la batalla por la libertad de expresión", lamentó Balbina Flores de Reporteros sin Fronteras.

“Hoy la censura se ha instalado como una forma de sobrevivencia de algunos periodistas y medios de comunicación, pero lamentablemente ha generado otra situación grave que no podemos dejar de mencionar (...), el establecimiento de zonas silenciadas”, dijo.

Hoy podemos hablar, dijo, y lamentablemente tenemos que ver qué está pasando, pero en algunas regiones del país se está perdiendo la batalla por la libertad de expresión.

En vísperas del primer aniversario del asesinato de Miroslava Breach, subrayó que las entidades que destacan por ser de "alta peligrosidad" para el ejercicio periodístico son Tamaulipas y Guerrero.

Destacó que otro de los fenómenos que RSF ha venido observando desde 2007, iniciando en Chihuahua, es el desplazamiento de los periodistas, siendo a la fecha Sinaloa, Veracruz, Guerrero, Oaxaca y Michoacán, los estados de origen de los periodistas que han tenido que dejar sus lugares para mantenerse a salvo.

Dijo que esta situación no puede entenderse sin el contexto de violencia que inició con el gobierno de Felipe Calderón y siguió con Enrique Peña Nieto, lo que en las dos administraciones ha modificado el mapa de las agresiones generalizándose el fenómeno en todo el país.

En su oportunidad, Rodrigo Santiago Juárez, director del Programa de Agravios a Periodistas y Defensores de la CNDH, destacó que del año 2000 a la fecha el organismo ha documentado el asesinato de 132 periodistas, 14 de ellos mujeres, 21 desaparecidos y 52 atentados a instalaciones de medios de comunicación, desde el 2006.

Dijo que seis entidades concentran el 60% de los asesinatos de periodistas: Veracruz (21), Oaxaca, Tamaulipas y Guerrero (15, respectivamente), Chihuahua (14) y Sinaloa (7).

Jan Albert Hootsen, representante en México del Comité para la Protección de Periodistas (CPJ por sus siglas en inglés) puntualizó que contrario a la tendencia global de disminución de asesinatos de periodistas, en México estas van en aumento.

Recordó que de acuerdo con el índice Global de Impunidad del CPJ de 2017, nuestro país apareció en la sexta posición de los países donde no se castigan los asesinatos de periodistas, apenas por debajo de Somalia, Siria, Irak, Sudán del Sur y Filipinas.