A pesar del fallo de la Suprema Corte de Justicia de Estados Unidos que rechazó eliminar la Segunda Enmienda que permite la venta de armas en ese país, México seguirá insistiendo en su derogación debido a que es uno de los factores de la violencia en el territorio mexicano.

Al participar en la presentación del Informe Mundial sobre Drogas de la Organización de las Naciones Unidas, la secretaria de Relaciones Exteriores, Patricia Espinosa, explicó que desde que se creó dicha enmienda se ha agudizado la violencia en México.

Durante su discurso, la Canciller lamentó los costos de la lucha contra el crimen organizado y dijo que no habrá marcha atrás en este esfuerzo.

El documento de la ONU refiere que 90% de la cocaína que llega a EU pasa por México, lo cual significa un negocio de alrededor de 35,000 millones de dólares de ganancias para los cárteles mexicanos.

En ese sentido, el representante en México de Oficina de las Naciones Unidas Contra las Drogas, Antonio Mazzitelli, estimó que el costo del armamento que el crimen organizado trafica cada año desde Estados Unidos es de 20 millones de dólares.

Asimismo, pidió al gobierno de Felipe Calderón reafinar la lucha contra el crimen organizado, aunque destacó que ésta va en la dirección correcta.

Seguramente hay mucho más que hacer, hay que reafinar esta estrategia de combate que es la situación táctica en el terreno, pero es la dirección justa , comentó.

[email protected]