Los datos dados a conocer este día por el INEGI sobre la reducción de la inflación, que se ubica en 3.08%, acreditan algunos de los beneficios de las reformas estructurales, afirmó el presidente Enrique Peña Nieto.

El mandatario indicó que los beneficios ya se reflejan en la economía de los mexicanos, con la eliminación de la larga distancia en telefonía y la entrega de televisores digitales, dijo Peña Nieto al encabezar la entrega del acueducto El Realito.

El mandatario federal destacó que el acueducto, que tuvo una inversión pública-privada de 2,700 millones de pesos, garantizará el abasto de agua para los próximos 30 años en esa entidad, con una gestión integral y eficaz.

También refrendó el compromiso del gobierno federal de llegar a los 1,100 kilómetros para abastecer de agua potable a los mexicanos.

Acompañado por el secretario del Medio Ambiente, Juan José Guerra Abud, el director de la Comisión Nacional del Agua, David Korenfeld Federman, y del gobernador de San Luis Potosí, Fernando Toranzo Fernández, destacó que este dato sobre la inflación confirma que se transita por el camino correcto.

"Me congratulo de que lo que estamos buscando, es decir, que el crecimiento de la economía en beneficio de todos las familias mexicanas se esté logrando, las cifras lo acreditan y es para el bien de los mexicanos", señaló, y recordó que en su mensaje de inicio de año anticipó que 2015 será un año positivo.

El titular del Ejecutivo federal explicó que esta obra hidráulica de 132 kilómetros de extensión es equivalente al Sistema Cutzamala que abastece a la ciudad de México, y tiene una longitud de 129 kilómetros.

Además, la obra entregada forma parte de todo un sistema hidráulico con 12 grandes obras en 11 estados de la República, de los cuales los tres mayores son éste, el Acueducto Chicbul-Ciudad del Carmen, con 117 kilómetros, y el de Lomas de Chapultepec, en Acapulco, con 136 kilómetros.

Peña Nieto se refirió a otra obra que entregó en este mismo acto de manera simbólica: el gasoducto Tamazunchale-El Sauz, que beneficia a los estados de Querétaro, Hidalgo y San Luis Potosí.

Esta obra, construida en esquema de asociación publico privada, tuvo un costo de seis mil millones de pesos y una extensión de 235 kilómetros, que beneficiará a los empresarios y las familias, al llevar gas natural, un energético limpio y barato, de manera más eficiente.

El acceso de la industria a ese combustible a menor costo permitirá abaratar los precios de productos y servicios para la población de los tres estados, en complemento a otros beneficios de las reformas estructurales que ya se sienten en los bolsillos y que explican las cifras de inflación difundidas este jueves, puntualizó.

rarl