Morena destaca la necesidad de que el Ejecutivo cuente con un “Congreso aliado” y lo ve como una oportunidad para hacer cambios legales.

El candidato al Senado de la República y ex dirigente nacional de Morena, Martí Batres, aseguró que para la coalición Juntos Haremos Historia es fundamental la campaña para renovar el Congreso de la Unión, debido a que la transformación de México pasa por el poder Legislativo.

Sostuvo que más que tener un gran número de senadores y diputados federales emanados de Morena, PT o PES, el próximo presidente de México, que asegura será Andrés Manuel López Obrador, necesita un Congreso que sea su aliado.

“Necesitamos un Congreso de la Unión que sea aliado (...) Vamos a tomar decisiones que pongan el acento en lo social y evidentemente eso no lo van a hacer el PRI ni el PAN que son quienes han desmantelado lo social a lo largo de décadas; entonces es necesaria una nueva correlación de fuerzas”, expresó.

En entrevista, Batres Guadarrama planteó que la coalición Juntos Haremos Historia está optimista de lograr por primera vez una mayoría en la Cámara de Diputados y el Senado de la República. Su optimismo se fundamenta, dijo, en que la propuesta que representan esos tres partidos ha tenido una buena aceptación no sólo en el centro y sur del país, sino también en el norte.

Hay que trabajar desde el primer segundo, de tal manera que se den los cambios que está demandando la sociedad mexicana. tendremos una responsabilidad y una oportunidad para realizar cambios a favor de la gente, enfatizó.

Sostuvo que en Morena tienen claro que esa oportunidad no debe ser desaprovechada, pues desde el Legislativo podrán establecer los cimientos del cambio que requiere México. Por ello, impulsarán una agenda que contemple tres ejes fundamentales: austeridad y honestidad, derechos sociales y la sociedad civil.

Agregó que Morena no tendrá ningún obstáculo en entablar diálogo y negociaciones con las otras fuerzas políticas representadas en el Congreso de la Unión, siempre y cuando, los temas a impulsar sean en beneficio de los mexicanos.

El PAN irá por un régimen semiparlamentario, que el gabinete sea ratificado por el Legislativo y por integrar el primer gobierno de coalición del país.

El presidente nacional del PAN, Damián Zepeda, puntualizó que para la coalición Por México al Frente no basta con ganar la Presidencia de la República, por lo que también su objetivo es conseguir una mayoría en el Congreso de la Unión que les permita, por primera vez, pasar de un régimen presidencialista a uno semiparlamentario.

“Creemos que el régimen político, social y económico está agotado y lo que necesitamos es pasar de un presencialismo a ultranza, que se tiene y que no ha funcionado, a un régimen parlamentario que haga funcionar al país”, dijo.

En ese sentido, mencionó que es posible tener en México el primer gobierno de coalición, ya que el artículo 89 de la Constitución establece que es facultad del presidente de la República optar por un régimen de ese tipo con uno o varios partidos representados en el Congreso de la Unión.

Indicó que buscarían que en la próxima Legislatura del Congreso, entre sus facultades, se incluyera realizar por primera vez la ratificación del gabinete federal.

El político sonorense explicó que México debe comprender que ya no son tiempos de un solo hombre, sino lo que se requiere es cambiar el régimen que garantice contrapesos reales al Poder Ejecutivo.

Creemos que requiere el gobierno contrapesos reales, hoy lo que hemos tenido en los últimos años en México es una figura presidencial muy fuerte. Lo que se tiene que hacer es que tanto el Poder Legislativo y el Judicial funjan como contrapeso para que lo que el Ejecutivo prometió en campaña se lleve a cabo, destacó el panista.

Zepeda expuso que mientras se legisla la norma secundaria de los gobiernos de coalición, en el Legislativo los partidos que conforman Por México al Frente impulsarán como bloque una agenda que tiene como fecha de caducidad el año 2024.

Para el PRI, el equilibrio de poderes siempre será necesario en México, además de que cada uno de éstos asuma el rol que le corresponde

En el Estado mexicano siempre ha sido un factor importante el equilibrio entre los propios poderes de la Unión, cada uno con la función que le corresponde, aseveró el secretario general de la Confederación Nacional de Organizaciones Populares (CNOP), Arturo Zamora Jiménez.

En entrevista, afirmó que la composición de la próxima Legislatura del Congreso de la Unión es importante, no sólo desde el punto de vista cuantitativo, sino cualitativo.

Dijo que el Partido Revolucionario Institucional y sus aliados, PVEM y Nueva Alianza que integran la coalición que postula a José Antonio Meade a la Presidencia, conformarán bancadas con amplia experiencia legislativa que harán la diferencia en el ejercicio de sus funciones.

“Es importante la composición de las cámaras y no solamente desde el punto de vista cuantitativo, sino desde el punto de vista cualitativo, que es la parte que nosotros como partido siempre tenemos: legisladores de gran exigencia, con capacidad probada y con visión de futuro y de Estado”, defendió.

El también senador con licencia explicó que así como se está haciendo campaña para ganar la Presidencia, se busca el voto popular para diputados y senadores.

Los candidatos hacen campaña estratégica y todos nosotros estamos pidiendo el voto uniforme para el candidato a la Presidencia, como para los candidatos al Senado y a la Cámara de Diputados, insistió.

Estamos creando conciencia de lo importante de tener en el Congreso una mayoría porque ganando la elección José Antonio Meade, necesitamos tener una sólida presencia en ambas cámaras por las decisiones que en el futuro se tengan que tomar.

Mencionó que para el PRI y sus aliados son muy importantes las decisiones que se tomaron para la candidaturas y realmente están muy seguros y muy conscientes de que ganando la Presidencia de la República y teniendo en las cámaras una buena representatividad, estarán siendo un partido político que también genere las condiciones de estabilidad social, política y económica.

Asimismo, explicó que dada la gran productividad que se tuvo en las dos legislaturas anteriores, donde se aprobaron las llamadas reformas estructurales, es necesario darles continuidad aprobando las leyes secundarias y haciendo los nombramientos que hacen falta en los diferentes organismos del Estado.