Abiertamente enfrentados y entre acusaciones mutuas de priístas y panistas, los grupos parlamentarios representados en la Cámara de Diputados incumplieron su compromiso de designar a tres nuevos consejeros del Instituto Federal Electoral (IFE) durante el periodo ordinario de sesiones que concluyó el pasado 30 de abril, nominación pendiente desde hace seis meses.

Al cierre del referido periodo en que se realizaron 31 sesiones, la Cámara Baja aprobó 94 decretos que reforman distintas leyes y 142 puntos de acuerdo diversos en un lapso de 139 horas y 12 minutos.

Empero, las reformas de gran calado, definidas así por los propios legisladores, entre las que destacan la política y la laboral, además de los cambios pendientes a la Ley de Seguridad Nacional, que a pesar de los esfuerzos del PRI no prosperaron, siguen pendientes, con la promesa de que se convocará a un periodo extraordinario de sesiones antes de septiembre para su desahogo.

Es grave que no hayamos votado a los consejeros del IFE, pero refleja el ánimo y el tono de la política en este país... el grado de crispación, la falta de acuerdos , afirmó Jorge Carlos Ramírez Marín.

El Presidente de la Mesa Directiva de la Cámara de Diputados consideró imprescindible el consenso entre los grupos parlamentarios para poder tener un proceso electoral como lo requiere la sociedad.

Para su correligionario Sebastián Lerdo de Tejada, es una vergüenza que la Cámara de Diputados no haya honrado el compromiso de aprobar a los tres consejeros faltantes para el IFE , hecho del que culpó al Partido Acción Nacional y a Josefina Vázquez Mota, quien en su opinión, como Presidenta de la Junta de Coordinación Política debió proponer la terna de nuevos consejeros. Por el PAN, Carlos Pérez Cuevas afirmó que si no hubo elección de consejeros fue porque el PRI y el PVEM solicitaron tiempo para consultar a sus bancadas sobre las diversas ternas de candidatos que se barajan.

[email protected]