Jacqueline L’hoilst, integrante de la Coordinación Nacional de Propuesta Cívica, asegura a este diario, que la baja participación de las mujeres en la política es un problema histórico del poder en México.

Siempre ha sido sustentado por los varones, entonces son ellos quienes deciden en las listas a los candidatos y tienen tendencia a favorecer a los hombres, ya sea por los acuerdos políticos que hay, principalmente y luego porque es un tema de machismo, así de complicado pero a la vez, así de simple, la política en México todavía es para hombres , critica.

En 1993, se realizó la primera modificación al Cofipe sobre equidad de género, entonces incluir a mujeres en las listas de candidatos era una recomendación sin sanciones por incumplimiento.

Sería hasta la reforma de 1996 cuando se estableció por primera vez un porcentaje de candidatas como cuota de género . El artículo 175 dictaba que no se podría postular más de 70% de candidaturas de un mismo género; sin embargo, no había sanciones para los partidos que lo incumplieran.

La tercera modificación al Código en el 2002 establecía la misma cuota, pero con sanciones por incumplimiento, que eran desde la amonestación pública hasta la negativa de registro de los candidatos.

La última reforma electoral del 2008 establece en el artículo 219 del Cofipe: De la totalidad de solicitudes de registro, tanto de las candidaturas a diputados como de senadores que presenten los partidos políticos o las coaliciones ante el Instituto Federal Electoral, deberán integrarse con al menos 40% de candidatos propietarios de un mismo género, procurando llegar a la paridad .

La excandidata ciudadana a la Asamblea Legislativa del DF precisa que aun con la cuota estipulada en la ley, es difícil para las mujeres participar en la vida política del país, pero afirma: Si no la tuviéramos, me queda clarísimo que estaría más que desfigurado el discurso de la mujeres .

L’hoilst destaca que se debe garantizar que las mujeres tengan un escaño en el Poder Legislativo, pues sólo así, podrán impulsarse las causas que defienden como el derecho al aborto, combate a la violencia y derechos laborales.

Una cuota por supervivencia partidaria

Mientras el investigador de la UNAM, Samuel León, detalla que los partidos políticos deben mostrar un componente mínimo de mujeres para obtener y conservar su registro.

Están obligados por el artículo 78 del Cofipe a destinar anualmente 2% de su financiamiento público ordinario para la capacitación, promoción y el desarrollo del liderazgo político de las mujeres , detalló.

En el 2009, los ocho partidos existentes destinaron un monto de 54.4 millones de pesos para este rubro.