El empresario Gustavo Jiménez Pons, director de la empresa GBS Aire Enterprises, reiteró al presidente electo, Andrés Manuel López Obrador, su propuesta para comprar el avión presidencial. 

María Fernanda Moreno, representante de dicha empresa, acudió este martes a la oficina de transición para entregar una carta de Jiménez Pons al Presidente electo, en la que le reiteró que está dispuesto a adquirir el Boeing 787-8 Dreamliner: modelo 2009.

En su escrito, Jiménez Pons calificó como negativo que el próximo gobierno pretenda demoler el actual hangar presidencial, ya que eso representaría una pérdida de más de 1,000 millones de pesos, que fue lo que costó la remodelación de dicha instalación.

“Como empresario como mexicano, respetuosamente, me ven la necesidad de llamar su atención en virtud de las declaraciones de fecha 7 de octubre del año curso, vertidos por el próximo titular de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes respecto la intención de demoler el hangar presidencial, el cual apenas hace tres años requiere una inversión de más de 1,000 millones de remodelación y adecuación”, comentó.

El empresario dijo conocer que la empresa Russel Dise también ofertó la posibilidad de quedarse con el avión. Sin embargo, dijo que dicho ofrecimiento no representa ventas financieras para el nuevo gobierno. 

Jiménez Pons pidió a López Obrador una respuesta a esta intención de compra, pues recordó que desde el 22 de agosto pasado presentó esta solicitud, la cual no ha tenido respuesta.

[email protected]