El proyecto de amparo directo para la francesa Florence Cassez¬ que presentará la ministra Olga Sánchez Cordero y el cual se discutirá este miércoles en la Suprema Corte de Justicia de la Nación, se prevé hasta el momento que pida la concesión del amparo liso y llano para Cassez, así como su inmediata libertad por haber sido violado el derecho de asistencia consular de la quejosa.

En marzo del 2012, cuando se discutió el proyecto del ministro Arturo Zaldívar Lelo de Larrea, que proponía otorgar el amparo y ordenar inmediata y absoluta libertad a Cassez, la ministra Sánchez Cordero expresó que, aunque con diferencias no sustanciales, su voto se inclinaría por la propuesta del ministro Zaldívar. Destacó que en la resolución del asunto de Florence Cassez, quien fue sentenciada a 60 años de prisión por el supuesto delito de secuestro, resulta motivo suficiente para la concesión del amparo liso y llano el haber sido violado, en perjuicio de la quejosa, el derecho de asistencia consular, que es para mí una forma especial del derecho de defensa adecuada detalló en ese entonces la Ministra.

Sánchez Cordero dijo que el proceso no tiene las condiciones para llevarse a cabo ni para dictarse sentencia, no sólo en cuanto a los aspectos formales, sino también en cuanto a los aspectos sustantivos; esto es, por lo que hace al respeto a los derechos fundamentales.

Cuando el caso se discutió en marzo del 2012, dos de los ministros de la Primera Sala de la Suprema Corte de Justicia de la Nación, donde se discute el caso, Sánchez Cordero y Arturo Zaldívar, se pronunciaron en favor de la inmediata y absoluta libertad de la francesa, mientras que el ministro Guillermo Ortiz no resolvió estudiarlo, pues lo consideró improcedente; finalmente, José Ramón Cossío se pronunció en favor de un amparo para efectos. Si se mantiene la postura votada en el primer proyecto, el asunto saldría de la Primera Sala y sería trasladado al Pleno de la SCJN, donde los 11 ministros resolverán el futuro de Cassez.

Un segundo escenario sería que se otorgara el amparo para efectos de que el Juez que conoció el asunto sea quien la libere, es decir, el juicio se repondría toda vez que la Corte únicamente resolvería si existió o no violación en el procedimiento.

La SCJN, en este caso, no se estaría manifestando por el supuesto delito cometido, sino única y exclusivamente si el procedimiento de detención fue correcto o no y si se garantizaron sus derechos.

A LA EXPECTATIVA

El abogado de Cassez, Agustín Acosta, quien ha pedido en varias ocasiones llevar el caso a instancias internacionales como la Corte Interamericana de Derechos Humanos, declaró vía telefónica que se encuentra a la expectativa de la decisión de la Suprema Corte para decidir el siguiente paso. Por su parte, Víctor Manuel Vicente Rojas Amandi, director del departamento de Derecho de la Universidad Iberoamericana consideró: Lo peor que puede pasar (en este caso) es que no la liberen y que se vaya a un juicio internacional. Porque, si se va allá, queda exhibida la justicia mexicana en general .

Argumentó que México forma parte de la Convención de Viena, la cual garantiza asesoría legal por parte del Consulado a todo extranjero que sea detenido antes de tomarle declaración. En este caso, a Florence Cassez se le tomó declaración antes de avisar a las autoridades francesas.

Esos primeros errores ya no se pueden reponer. Ya el juicio quedó contaminado y esa contaminación, aunque se repusiera el juicio, ya no se puede reparar .

Pero también están los férreos opositores a que sea liberada. La activista y excandidata del PAN al GDF, Isabel Miranda de Wallace, advirtió que la Corte debe tener muy en claro que el Estado funciona para proteger a las víctimas y no a quienes los violentaron. Lo que menos que puede hacer la Suprema Corte es proteger a quienes violaron los derechos de las víctimas .

LA CRONOLOGÍA

En 2003, Florence Cassez llega a la ciudad de México en el 2003. Trabaja en las empresas Marketing and Technologies Imported y Servi Bosque. Se relaciona sentimentalmente con Israel Vallarta, quien a la postre será identificado como miembro de la banda secuestradores conocida como Los Zodiaco.

En el 2005, Cassez es capturada por la Policía Federal Investigadora y se le acusa de al menos 10 secuestros. Se trata de una operación prefabricada, televisada y organizada por Genaro García Luna, extitular de la Policía Investigadora y hoy secretario de Seguridad Pública del gobierno federal. A pesar del montaje policiaco, el Poder Judicial encuentra motivos para sentenciar a la ciudadana francesa a 60 años de cárcel en México. Según las pruebas presentadas a la justicia, Cristina Ríos Valladares y su hijo Cristian, quienes vivieron en cautiverio 54 días, identificaron a Cassez por su voz, dos meses después de ser liberados.

En el 2009, se realiza la primera sesión de la Comisión Binacional México-Francia, que analiza la procedencia de la condena y busca impedir que las autoridades francesas liberen a Cassez en caso de que sea trasladada a Francia. En la Comisión participaron secretarios de Estado y legisladores de ambos países.

En el 2010, el Presidente francés, Nicolás Sarkozy, solicita a Felipe Calderón que la ciudadana francesa sea entregada a ese país para que allá cumpla la pena impuesta por delitos cometidos en México. Calderón se opone e insiste en la culpabilidad de Cassez, quien debe cumplir su condena en territorio mexicano. Francia insiste y solicita un recurso de amparo contra la sentencia.

El miércoles 9 de febrero del 2011, organizaciones como Alto al Secuestro, México SOS, Causa Común y otras -dirigidas por empresarios sociales como Isabel Miranda de Wallace y Alejandro Martí, exigen al Poder Judicial no ceder ante las presiones de Francia para que Cassez sea trasladada.

El jueves 10 de febrero del 2011, el VII Tribunal Colegiado en Materia Penal resuelve y ratifica la sentencia por 60 años de prisión en contra de la francesa, lo que genera una crisis diplomática entre ambos países.

La canciller francesa Michèle Alliot-Marie advierte que la decisión del Tribunal tensará las relaciones bilaterales, por lo que de inmediato el embajador mexicano, Carlos de Icaza, es llamado en París para que explique las razones del fallo. Para Francia, se cometieron disfunciones en el caso de su compatriota.

Para México, el expediente es caso juzgado y existe una sentencia definitiva impuesta por un Poder autónomo que procedió, en todo momento, conforme a derecho.

México pide a la ministra Alliot-Marie que estudie bien la sentencia al recurso de amparo, que no se refiere más que a aspectos de procedimiento, ya que ese Tribunal no juzga la inocencia o culpabilidad de los acusados.

La familia de Florence Cassez llama a los franceses a boicotear a México como destino turístico y exige que se anulen las actividades del Año de México en Francia , tema al que se subió el Presidente, Nicolás Sarkozy, quien prometió reivindicar a Cassez en cada una de las actividades programadas.

El lunes 14 de febrero del 2011, México cancela su participación en el Año de México en Francia, que tenía programadas 350 actividades económicas, científicas, educativas, culturales y turísticas.

El ministro de la SCJN, Arturo Zaldívar, propone un proyecto en el que pide la liberación de la ciudadana francesa debido a las irregularidades en el proceso, como la violación de no avisar al Consulado de Francia sobre su aprehensión y el montaje televisivo.

La SCJN desechó el proyecto del ministro Arturo Zaldívar para liberar a la francesa Florence Cassez, por lo que permanecerá en la prisión.

El 9 de enero del 2013, la ministra Olga María del Carmen Sánchez Cordero envía una nueva propuesta de amparo para Cassez, la cual será revisada en sesión de la Primera Sala el 23 de enero.

[email protected]