El presidente de la Junta de Coordinación Política de la Cámara de Diputados, Mario Delgado, aseguró que en el actual gobierno la Fiscalía General de la República (FGR) no actúa como brazo del Ejecutivo federal y realiza sus investigaciones de manera autónoma.

“La Fiscalía tendrá que hacer las investigaciones correspondientes y sancionar la corrupción caiga quien caiga. No debe haber excepciones ni protegidos, así sea el ex presidente Enrique Peña”, dijo el diputado durante una conferencia de prensa.

La vicepresidenta de la Mesa Directiva de la Cámara Baja, Dolores Padierna, agregó que es difícil separar al expresidente Peña Nieto de la investigación en el caso de Agro Nitrogenados y otras decisiones que tomó el exdirector general de Petróleos Mexicanos (Pemex), Emilio Lozoya.

Asimismo, destacó que la FGR rompió el pacto de complicidad al iniciar un proceso de extradición de Emilio Lozoya; del exjefe de la Agencia de Investigación Criminal, Tomás Zerón; del exgobernador, César Duarte; y del empresario, Kamel Nacif Borge.

“Se acabó la impunidad, se acabó el manto protector que se tenía anteriormente y se tiene que llegar hasta las últimas consecuencias. Emilio Lozoya es el perfecto retrato de la inmoralidad y la corrupción de la élite política y económica del viejo régimen”.

kg