Integrantes de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE) entregaron en el Senado de la República una iniciativa ciudadana de ley para contrarrestar la reforma educativa impulsada por el gobierno federal.

El documento fue acompañado por 500,000 firmas de apoyo, con las que buscan cumplir con el requisito legal para que las iniciativas ciudadanas sean tomadas en cuenta por el Legislativo.

Antes, el magisterio disidente marchó desde el Auditorio Nacional a la sede de la Cámara Alta, donde hizo entrega formal de la iniciativa.

En el acto de recepción, Enrique Enríquez, secretario general de la Sección 9 del CNTE, detalló que la iniciativa se construyó tras una consulta amplia en los estados, y exigió que ésta sea discutida responsablemente por el Congreso de la Unión de manera pública y abierta.

Estamos dispuestos al debate, tenemos los argumentos necesarios para defender a través de esta nueva iniciativa el proceso enseñanza-aprendizaje, la diversidad cultural de nuestros pueblos, la transversalidad de la evaluación integral , dijo.

En su oportunidad, Jimena Iriarte, representante de las organizaciones sociales que acompañarán a la CNTE, dijo que esperan que el Congreso de la Unión esté a la altura de la propuesta educativa presentada, pues consideró que esta iniciativa es parte del proceso para recuperar el país .

En tanto, Luis Sánchez Jiménez, vicepresidente de la Mesa Directiva del Senado, dijo que solicitarán al INE que verifique las firmas, para que posteriormente sea enviada a comisiones, de acuerdo con el proceso legislativo.