La Auditoría Superior de la Federación (ASF) reiteró que las reformas al interior de este organismo fiscalizador están completamente apegadas a derecho, y que por el contrario se elimina cualquier posibilidad de discrecionalidad, y posibilidad de conflictos de interés en el proceso de presentación de denuncias penales.

Al comparecer ante la Comisión de Vigilancia de la Cámara de Diputados, el titular de la Unidad de Asuntos Jurídicos de la ASF, Víctor Manuel Andrade fue cuestionado sobre los cambios en el reglamento interno de la auditoría, interpuestos el 25 de agosto pasado, y por los cuales el exdirector del área de Cumplimiento Financiero de la ASF, Gerardo Lozano, renunció al cargo, ello al acusar que sólo la Auditoría Especial de Seguimiento podría interponer denuncias penales por irregularidades en las fiscalizaciones.

“El reglamento lo que hace es simplemente distribuir las funciones y facultades, esta reforma no crea nuevas facultades, no suprime las que están, no limita las que se tienen, no las modifica, puesto que éstas se encuentran contenidas en la constitución y la ley. Lo que buscamos es hacerlo más transparente y prevenir posibles conflictos de interés al interior al evitar que las áreas auditoras sean juez y parte”, indicó.

Asimismo, dio a conocer que es gracias a estos cambios que el organismo fiscalizador avanza en sus labores, ello luego de recordar que históricamente en la Auditoría se han iniciado 4,794 fincamientos de responsabilidades resarcitorias, lo que ha permitido que se tenga un universo histórico de 16,066 presuntos responsables.

En tanto, sobre los dichos de Gerardo Lozano, quien advirtió que desde julio de 2020, su área contaba con 66 dictámenes técnicos con posibles irregularidades, pero que hasta el momento la Auditoría Especial de Seguimiento no había revisado la información.

Además de que existían 3 dictámenes técnicos para denuncia de hechos que obran en poder de la Unidad de Asuntos Jurídicos pendientes de presentar ante la Fiscalía Anticorrupción.

Víctor Manuel Andrade explicó que con el cambio al reglamento no se centrará la presentación de denuncias al área jurídica, pese a que es ahí donde han pasado las más de 1,000 denuncias históricas que tiene presentadas las ASF, ya que aclaró que es sólo la instancia que le compete materializar esa presentación ante las autoridades.

maritza.perez@eleconomista.mx