Una jueza federal de Nueva York aceptó este miércoles el inusual pedido del gobierno estadounidense de desestimar graves cargos de narcotráfico contra el exsecretario de la Defensa Nacional, Salvador Cienfuegos, para que México lo investigue y eventualmente lo acuse.

"Esta decisión (...) es un asunto de política exterior, no tengo razones para dudar de la determinación del gobierno de que las autoridades judiciales mexicanas sinceramente desean avanzar en una investigación y posible procesamiento del acusado", dijo la jueza federal Carol Amon en una audiencia con Cienfuegos.

"Esta decisión, en línea con la Declaración Conjunta de los fiscales generales de ambos países, es una muestra de la solidez de la relación bilateral y la confianza del Gobierno de Estados Unidos en las instituciones de justicia mexicanas", reaccionó la Secretaría de Relaciones Exteriores en su cuenta de Twitter tras la decisión de la jueza Amon.

El general en retiro de 72 años aceptó el acuerdo, que establece que será escoltado a México rápidamente por alguaciles estadounidenses y liberado en el país, donde no enfrenta cargos. "Sí, estoy de acuerdo", dijo Cienfuegos en la audiencia, celebrada en persona y transmitida también por teléfono debido a la pandemia de coronavirus Covid-19.

En su pedido a la jueza para que desestime los cargos, el fiscal interino del distrito este de Nueva York, Seth DuCharme, dijo que "importantes y sensibles consideraciones de política exterior pesan más que el interés del gobierno en buscar el procesamiento del acusado".

El exsecretario fue detenido por cargos de narcotráfico el pasado 15 de octubre cuando arribaba al aeropuerto de Los Ángeles, California.

La tarde del martes la Fiscalía de Justicia de Estados Unidos informó que acordó con la Fiscalía General de la República, retirar los cargos por narcotráfico que fincó al exsecretario de la Defensa Nacional, Salvador Cienfuegos, a fin de que sea enjuiciado en México.

El secretario de Relaciones Exteriores, Marcelo Ebrard, informó que la FGR será la encargada de llevar a cabo o no un proceso en contra de Cienfuegos, ya que tiene una investigación abierta derivada de la evidencia que recibió por parte de Estados Unidos el 11 de noviembre.