El exgobernador del estado de Veracruz, Javier Duarte, se declaró en huelga de hambre en una prisión del norte de la capital mexicana donde está recluido por acusaciones de delincuencia organizada y operaciones con recursos ilícitos.

Duarte inició la huelga el jueves "en protesta por la forma en que se llevan los procesos en su contra radicados en la ciudad de Veracruz, según su propio dicho", apuntó en un breve comunicado el gobierno de la Ciudad de México.

Las autoridades médicas se harán cargo de proveer los insumos necesarios "para resguardar la salud e integridad física del manifestante" y le efectuarán una revisión médica tres veces al día, concluyó.

La queja principal de Duarte parece referirse a cómo se desarrolla el caso en su estado natal de Veracruz. El sistema penitenciario dijo que vigilará su estado de salud.

La Procuraduría General de la República anunció el mes pasado que un juez federal ordenó que se juzgue a Duarte por delitos del crimen organizado y lavado de dinero. Duarte, que renunció y huyó a Guatemala, fue extraditado en julio.

Los procuradores alegan que malversó millones de dólares, que invirtió en bienes raíces en México y el extranjero.

El exgobernador fue extraditado a México desde Guatemala el 18 de julio, tres meses después de haber sido detenido.

Duarte es acusado de haber tejido una red de testaferros para comprar numerosas propiedades con dinero público, dejando a Veracruz prácticamente en bancarrota.

Periodistas de Veracruz exigen a la justicia mexicana que se le investigue también por los asesinatos de 18 periodistas y la desaparición de otros tres de 2010 al 2016, periodo en el que gobernó esa demarcación considerada parte de una de las rutas del trasiego de drogas a Estados Unidos y tráfico de emigrantes.

erp