La organización civil México Evalúa y la embajada británica presentaron el estudio Cada Víctima Cuenta: Hacia un sistema de información delictiva confiable, en el que se reveló que existen indicios de manipulación de las cifras de homicidio doloso en estados de la República.

En el documento de 80 cuartillas se detalla que, de acuerdo con percepciones de la Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito, el homicidio constituye uno de los indicadores más completos, comparables y precisos para medir la violencia , además de que el homicidio se sigue por oficio, lo que reduce la posibilidad de que hechos de esta naturaleza queden fuera de la percepción de las autoridades.

El análisis presentado se centró en las cifras delictivas de homicidios divulgadas por el Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad (SESNSP), entre el periodo comprendido de 1997 al 2016, en el cual se pudo identificar la existencia de probable manipulación en dos vertientes; mediante el subregistro y un clasificación incorrecta.

El subregistro, se precisa en el documento, consiste en eliminar delitos de las estadísticas delictivas locales o en evitar registrarlos desde un principio , en tanto que la clasificación incorrecta ocurre cuando las autoridades reclasifican algunos delitos de manera intencional .

Los registros que se hacen de los ilícitos, una vez capturados, se concentran en las procuradurías o fiscalías estatales para luego ser enviados al SESNSP para su publicación.

No obstante, existen ocasiones en que los datos enviados por las instancias locales son reclasificados de manera ex-post, es decir, se actualizan, reclasifican, adicionan o se eliminan las estadísticas delictivas originales, siempre y cuando hayan surgido nuevas precisiones con base en la investigación pericial y la evidencia forense que hayan presentado las autoridades ministeriales sobre los casos , se precisa en el informe.

En este sentido, se sostiene que entre enero del 2014 a septiembre del 2016 a nivel nacional se observa una clara tendencia a reclasificar delitos de manera ex-post .

El informe añade que se puede suponer que algunos estados incurrieron en el retraso de sus indicadores con miras a cumplir otros objetivos esto es más cercano sobre todo cuando el número de registros eliminados es similar o igual al número de modificaciones realizadas por las dependencias de justicia locales.

La posible manipulación de las cifras delictivas, precisa el estudio, es más común a nivel estatal, una vez que al interior de los municipios es posible que no exista como tal un ministerio público, que es el que recibe, en primera instancia, las denuncias y la información de los homicidios.

Mientras que a nivel estatal son los gobernadores quienes designan a los procuradores o fiscales y éstos, a su vez, tienen virtualmente el poder de nombrar o remover a los agentes del Ministerio Público .

El informe, el cual basa sus resultados en modelos matemáticos del ingeniero estadounidense Frank A. Benford y los estudios sobre secuencias numéricas de Leonardo de Pisa (Fibonacci), indica que la forma más probable de que funcionarios pueden encontrar más eficaz reducir las cifras mensuales de los homicidios dolosos en términos del último dígito, por ejemplo, de 86 a 80 homicidios, resultando en una diferencia 6 unidades .

En este sentido, se añade que 24.5% de los datos mensuales de homicidios dolosos se conforman por un dígito, 63.5% por dos dígitos, y 8.5% por tres.

Este tipo de comportamiento sospechoso, señala el estudio, se pudo observar que los estados de Quintana Roo, Tlaxcala, Tabasco, Estado de México, Michoacán, Jalisco, San Luis Potosí, Veracruz, Puebla, Durango, Nayarit y Colima mostraron una relación estrecha entre las tasas a la baja de homicidios dolosos y un alza en los homicidios culposos, lo que pudiera indicar algún grado de adulteración de los datos .

En el caso del Estado de México se indica que los índices mostraron una modificación en las últimas tres administraciones estatales comprendidas entre Arturo Montiel. Enrique Peña Nieto y Eruviel Ávila, en tanto que en Veracruz sucede lo mismo durante las últimas tres administraciones y que concluyó con Javier Duarte.

Como conclusiones, el estudio agrega que se debe mejorar la profesionalización de los agentes del Ministerio Público, además de ahondar en las reglas de clasificación y homologación de registros delictivos .

Asimismo, se insta a institucionalizar un sistema de auditorías que pueda mejorar la confianza de los indicadores y con ello el de la ciudadanía en los índices delictivos.

Auditorías externas son bienvenidas: Vizcaíno

El secretario ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad, Álvaro Vizcaíno, que participó en la inauguración del Foro Internacional de Evaluación de Estadísticas Delictivas, en donde se presentó el estudio, dijo que cualquier propuesta de auditoría que incluya el acompañamiento de la sociedad civil es muy bien recibida .

Lo que señalé al final del foro es que estaremos en espera de las conclusiones que aquí se aporten para integrarlas a nuestros procesos y buscar las mejores que sean necesarias a nivel federal, pero como se señala en el documento, el problema no está en la Federación, está en fortalecer las capacidades de las entidades federativas , dijo.

En entrevista, después de su participación en el foro, en el que tocó el tema de las auditorías de los índices delictivos y donde propuso que sea el Centro Nacional de Información la instancia encargada de realizar dichos análisis, el funcionario destacó que el problema de la certeza de los indicadores es un tema que se presenta en todos los países, como indica el estudio .

Vizcaíno destacó el fortalecimiento que han tenido las cifras del Secretariado Ejecutivo en los últimos años, pues dijo se alcanzó 100% de los índices delictivos en los municipios, además de la modificación del modelo de conteo de incidencia delictiva, que, expuso, en breve sustituirá al anterior esquema que se utilizó durante 18 años.