La Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) resolvió que fue inconstitucional la destitución del presidente del Tribunal Superior de Justicia (TSJ) de Chihuahua por el Congreso de ese estado.

Durante la sesión de este martes, el pleno del alto tribunal determinó que ello no implica restituir al presidente que fue separado de su encargo, pero sí invalidar el nombramiento del elegido posteriormente.

Al resolver la controversia constitucional promovida por el Poder Judicial de Chihuahua contra el Legislativo y el Ejecutivo de la misma entidad, la Corte también validó el requisito de antigüedad de cinco años como magistrado para aspirar al cargo de presidente del Tribunal.

Respecto de la terminación del encargo del presidente del Tribunal Superior de Justicia por disposición del Congreso local, el pleno señaló que la Constitución de Chihuahua previene como facultad del pleno del Tribunal nombrar a su presidente de entre los magistrados que lo integren.

Por lo tanto, al haber determinado el legislador en el decreto impugnado, que el presidente terminaría su encargo, que ocuparía la presidencia el decano y, a partir de ello, se nombraría a otro, se violó el principio de división de poderes e independencia judicial.

Derivado de ello, el pleno de la Suprema Corte declaró la invalidez del Artículo Segundo Transitorio del Decreto publicado el 11 de noviembre del 2016, por medio del cual se reformaron diversos preceptos de la Ley Orgánica del Poder Judicial de Chihuahua.

Así, el pleno del Tribunal Superior de Justicia de Chihuahua tendrá que nombrar un nuevo presidente a partir de la normativa vigente.

Además, los actos jurídicos celebrados por el presidente nombrado, con base en el artículo invalidado, no se verán afectados.

requisito de antigüedad

En el segundo de los temas se analizó en la Corte la constitucionalidad del artículo 44 de la Ley Orgánica del Poder Judicial de Chihuahua, en el que se establece como requisito para ser electo al cargo una antigüedad de cinco años.

Al respecto, el pleno de ministros determinó que la norma impugnada es acorde con la Constitución Política Federal.

Con ello se evita que puedan ser designados como magistrados al cargo de presidente a quienes resulten ajenos al Poder Judicial e inmediatamente nombrados para tal encargo.

Por lo antes expuesto, el pleno de la Corte declaró la validez del artículo 44 de la ley, y dicha resolución surtirá sus efectos a partir de la fecha de notificación de los puntos resolutivos a las partes en el proceso.