La Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) invalidó en su totalidad la Ley del Sistema Anticorrupción de la Ciudad de México y la Ley Orgánica de la Fiscalía Especializada en Combate a la Corrupción de la capital, esto por no respetar los derechos de los legisladores de minoría representados en la entonces Asamblea Legislativa capitalina.

Al avalar por unanimidad el proyecto del ministro Alfredo Gutiérrez Ortiz Mena, los integrantes del pleno de la SCJN consideraron que no se respetaron los derechos de las minorías parlamentarias, debido a que no se convocó debidamente a la sesión extraordinaria en la que se aprobaron los dictámenes para crear la Ley del Sistema Anticorrupción de la capital.

Asimismo, sin que hubiera una justificación, no se distribuyeron a tiempo los dictámenes, ya que se debieron entregar con 48 horas de anticipación, lo que no sucedió.

Por otro lado, señala la sentencia, se publicó el artículo sexto transitorio con un texto distinto al que fue aprobado por la entonces Asamblea Legislativa de la Ciudad de México.

Por lo tanto, a juicio de la SCJN, estas deficiencias son de tal envergadura que llevan a la inconstitucionalidad total de las leyes impugnadas al no ser fruto de un genuino debate democrático al interior del seno legislativo.

La resolución se deriva de las acciones de inconstitucionalidad 121/2017 y sus acumuladas 122/2017, 123/2017 y 135/2017, promovidas por integrantes de la Asamblea Legislativa y la Comisión Nacional de los Derechos Humanos, que demandaban la invalidez de diversas disposiciones de las leyes del Sistema Anticorrupción y Orgánica de la Fiscalía Especializada en Combate a la Corrupción de la capital del país, publicadas el 1 de septiembre del 2017.

[email protected]