Tras la reforma aprobada en el Congreso de Baja California para ampliar de dos a cinco años el mandato del próximo gobernador de la entidad, Jaime Bonilla (Morena), quien entrará en funciones el próximo 1 de noviembre, partidos de oposición tanto a nivel local como federal han anunciado que tomarán acciones en materia jurídica sobre el asunto.

El secretario de gobierno de Baja California, Francisco Rueda, aseguró que el gobernador Francisco Vega de Lamadrid ha expresado que no validará la reforma que le permitiría ampliar su mandato de dos a cinco años, razón por la que en caso de que se obtenga la declaración de validez del Congreso se analizará la posibilidad de iniciar una acción de inconstitucionalidad.

En entrevista televisiva, el funcionario estatal dijo que el gobernador decidió no publicar en el Periódico Oficial de la entidad la reforma hecha al Octavo Transitorio Constitucional, que fue aprobada con 21 votos, por el Congreso de Baja California.

“A partir de que nosotros la recibamos tenemos 15 días, por ley, para publicarla. Ahí es donde el gobernador ha expresado que su decisión es inamovible; a partir de ahí, de la negación del gobierno a publicarla para no validad estar reforma, el Congreso puede utilizar instrumentos jurídicos para publicarla desde el Congreso.

“Sin embargo, la postura del gobierno, del gobernador, es precisamente no convalidar esta reforma. En este inter, puede y se está analizando una vez que se reciba la documentación, iniciar una acción de inconstitucionalidad, al igual que los ayuntamientos que estuvieron en contra”, refirió.

Aparte, el PRD anunció que promoverá ante la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) una acción de inconstitucionalidad también contra la decisión del Congreso de Baja California, dijo el excandidato a la gubernatura por este partido, Jaime Martínez Veloz.

El excandidato a la gubernatura señaló que, además, en el Tribunal de Justicia Electoral de Baja California aún existen impugnaciones pendientes contra al candidato ganador, en la que destaca su imposibilidad de ser elegido por contar con doble nacionalidad.

“Yo interpuse un recurso de apelación a su candidatura porque desde nuestro punto de vista es inelegible, lo acompañamos de documentación acreditada por notario público y oficinas de Estados Unidos, donde él aparece hasta el 10 de junio de este año, en la lista de votantes registrados, y donde para que lo registren debe ser ciudadano norteamericano, mayor de 18 años y tener residencia en ese país”, explicó.

Por su parte, el vocero del PAN, Fernando Herrera Ávila, reiteró la voluntad del Comité Ejecutivo Nacional del partido de presentar ante la Suprema Corte de Justicia de la nación una acción de inconstitucionalidad por el mismo caso.

Por 21 votos a favor, principalmente de legisladores del Partido Acción Nacional quienes son mayoría en el Congreso bajacaliforniano, y a propuesta de Morena, aprobaron ampliar la gubernatura de Bonilla de dos a cinco años al reformar el artículo octavo transitorio de la Constitución local con el argumento de que una gubernatura de dos años sería más costosa para los bajacalifornianos que una de cinco.

La reforma, debía también ser votada por al menos tres de los cinco ayuntamientos que integran a la entidad norteña, requisito que se cumplió el miércoles. Tijuana fue el único municipio que rechazó la modificación.

No obstante, para que entre en vigor la modificación a la Constitución local se debe publicar en el diario oficial de Baja California. En este sentido, el actual gobernador anunció que no la publicará debido a que la considera contraria a derecho.

Con dicha negativa del Ejecutivo local, al Congreso local le asiste la posibilidad de interponer acciones jurídicas para obligar al Ejecutivo a publicar la reforma. (Con información de Notimex y Héctor Molina)