De ganar las elecciones del 1 de julio, Andrés Manuel López Obrador respetará las instituciones, no gobernará por decreto, tampoco desconocerá el Congreso ni buscará crear una nueva Constitución o reelegirse de manera indefinida, aseguró la ministra en retiro, Olga Sánchez Cordero.

“Andrés Manuel lo tiene claro: seis años de gobierno y se acabó el 30 de noviembre del 2024”, sentenció.

Entrevistada por El Economista en sus oficinas de Lomas de Chapultepec, la ministra aceptó despejar las dudas acerca de las similitudes que se le atribuyen a López Obrador con Venezuela y aclaró que si aceptó incorporarse a su proyecto, fue porque le garantizó que respetaría el Estado de derecho.

“Cuando yo le pregunté: a ver candidato, ¿qué va a pasar con estos funcionarios que hoy en día sus conductas han sido cuestionadas? Él me contestó: usted tiene la respuesta.

“Y yo le dije, la respuesta es que si llega a la Presidencia, lo que podemos y debemos nosotros hacer es respetar las instancias de procuración e impartición de justicia, porque no le toca al presidente, no le toca al gobierno, le toca a la estructura de administración de justicia. Y me dice: eso es exactamente la respuesta correcta y que yo quiero defender en mi gobierno. La Procuraduría no va a ser más una procuraduría al servicio ni mucho menos que obedezca a intereses que no sean estrictamente la procuración de justicia, la investigación de los delitos y al final la consignación ante los jueces”.

En su diagnóstico sobre la situación actual del país, observó una “corrupción galopante, impunidad, crimen organizado, porque tenemos violencia, homicidios”. Pese a ello, Cordero afirmó: “Yo no hablaría del Estado fallido, tenemos instituciones muy sólidas”.

¿Cómo sería de secretaria de Gobernación?

Con un diálogo permanente entre las diversas fracciones parlamentarias, convencerlos de la construcción de un México diferente.

¿Promovería alianza de ese tipo con PRI, PAN y PRD?

¿Y quedaría de otra? ¿Cómo se daría esto? No podría ser de otra manera, sino convencerlos. Y si se convencen, vamos viendo qué es lo que queremos para nuestro país, qué es lo que queremos dejarle a nuestras generaciones.

Sobre las dudas acerca de Venezuela: ¿López Obrador gobernaría por decreto?

Por supuesto que no, lo que nosotros queremos son canales de comunicación, sobre todo con la sociedad, iglesias, partidos, con la oposición, con adversarios, incluso. Un diálogo permanente.

¿Se desconocería el Congreso?

Por supuesto que no. Si me invitó bajo el estricto respeto del Estado de derecho y de la legalidad. él lo que quiere es respetar el Estado de derecho, respetar las instituciones, respetar a los demás, al otro.

¿Crear una nueva Constitución y llamar a un nuevo Congreso?

Yo estimo que no es el momento histórico oportuno, a pesar de que nuestra Constitución tiene muchísimos parches, muchísimas reformas.

¿Intentaría prolongar su mandato?

Andrés Manuel lo tiene claro: seis años de gobierno. Se acabó.

¿A qué se refiere López Obrador con una Constitución moral?

Hace falta retomar los valores, la ética en nuestro comportamiento. Las palabras, honor, justicia. La dignidad ha perdido su contenido.

Mencionó palabras como Dios, Cristo, Jesús, ¿y el Estado laico?

Aquí hay un tema más allá de lo que dijo y es un tema de libertad de expresión, además, es un tema de libertad de creencias (...) El Estado laico significa que ni el gobierno ni la expedición de leyes, ni las emisión de sentencias están influenciadas por una doctrina religiosa.

¿Se cerrará el Cisen como dice López Obrador?

Los temas de inteligencia son importantes para la gobernabilidad, pero no va a ser para espiar a opositores, ni adversarios políticos. No se queda el Cisen así, se tiene que transformar. El gobierno no puede funcionar sin inteligencia, pero esa inteligencia por ningún motivo será para espionaje político, contra adversarios u opositores.

¿Cómo conjuntar posturas tan lejanas como la amnistía que se propone y los derechos humanos?

Podría, en su momento, ser una iniciativa del Ejecutivo, pero el Congreso tendrá la última palabra.

¿Para quién sería la amnistía?

Lo que está pensando Andrés y me lo comentó cuando le pregunté: ¿a ver cuál es su idea de la ley de amnistía? Y me hablaba de los campesinos, de los jornaleros, que están obligados a sembrar amapola, mariguana y que básicamente los delincuentes los tienen en condiciones de esclavitud.

¿La reforma educativa: abrogación o derogación?

Sería una derogación, no una abrogación. no lo he conversado con él, pero yo creo que él está pensando únicamente en ajustar, en derogar algunas situaciones de la ley.

¿La reforma energética?

Ha sido claro. Él ha dicho que revisará algunos de los contratos, algunas de las licitaciones, pero, hasta donde yo sé, él no ha dicho que va en contra de la reforma energética.

¿Y el NAICM (nuevo aeropuerto)?

Yo creo que se va a revisar, como lo dijo Alfonso Romo.

EL DATO

El candidato presidencial de la coalición Juntos Haremos Historia, Andrés Manuel López Obrador, presentó a los integrantes de su Consejo Asesor para Asuntos Electorales, entre ellos, los ex senadores panistas José María Martínez y Gabriela Cuevas, y el ex dirigente nacional del PAN, Germán Martínez Cázares. También participarán el exconsejero Jaime Cárdenas y el representante de Morena ante el INE, Horacio Duarte.

A través de un video grabado en Guadalajara, Jalisco, López Obrador afirmó que su equipo asesor en materia electoral estará encargado de vigilar que la elección del 1 de julio “sea limpia, sea libre; queremos que haya democracia”.