La Fiscalía General de la República (FGR) obtuvo de un juez una sentencia condenatoria de 158 años de prisión en contra de Roberto Martínez Morales o Juan Antonio Gómez Hernández, por los delitos de delincuencia organizada, privación ilegal de la libertad, contra la salud, acopio de armas de fuego del uso exclusivo, homicidio simple y lesiones.

El sentenciado pertenece a la organización criminal “los Arellano Félix”, dedicada al secuestro en Baja California. Era el encargado de cuidar a las víctimas en casas de seguridad, además de cuidar plantas de mariguana que en las casas de seguridad de la organización.

La sentencia fue obtenida por la Fiscalía Especializada en materia de Delincuencia Organizada (FEMDO), con apoyo de la Fiscalía Especializada de Control Regional (FECOR).

El 30 de agosto del 2012 ya se había dictado sentencia condenatoria en su contra por diversos delitos, sin embargo, el Segundo Tribunal Unitario del Segundo Circuito revocó dicha pena y ordenó la reposición del procedimiento.

Posteriormente, el Juez Segundo de Distrito de Procesos Penales Federales en el Estado de México dictó sentencia condenatoria por los delitos de delincuencia organizada (modalidades de contra la salud y secuestro); privación ilegal de la libertad (en la modalidad de secuestro en agravio de cinco víctimas), contra la salud (en la modalidad de posesión del estupefaciente denominado marihuana con fines de tráfico); acopio de armas de fuego de uso exclusivo del Ejército, Armada y Fuerza Aérea; homicidio simple (en grado de tentativa) y lesiones. Por ello se le impuso la pena de 158 años y ocho meses de prisión.

kg