Para el investigador del Centro de Investigación y Docencia Económicas (CIDE), Sergio Cárdenas, la participación de los legisladores en el ámbito educativo no ha sido suficiente, principalmente porque se han limitado a presentar iniciativas que no necesariamente reflejan un consenso o alineación con los programas de desarrollo educativo vigentes.

Incluso advierte que el número de iniciativas presentadas en materia de política educativa y los objetivos que persiguen podrían corresponder en buena medida a la relevancia que adquieren los temas en el debate público, sin que necesariamente correspondan a las prioridades.

En el documento elaborado por el investigador de la División de Estudios Administración Pública se explica que el sistema educativo en nuestro país excede el ámbito del Poder Ejecutivo, lo que determinaría la necesidad de promover una participación informada y activa de los legisladores.

Una propuesta del experto es que el Instituto Nacional para la Evaluación de la Educación cuente con autonomía plena, similar el IFE y la Comisión Nacional de Derechos Humanos.

En el texto elaborado por los investigadores Sergio Cárdenas y Maximiliano Cárdenas se hace referencia a los indicadores de la OCDE, en el sentido de que nuestro país se ubica en el penúltimo lugar (de 30) en el porcentaje de la población que estudia educación superior.

Y es que uno de los principales problemas que enfrenta México en materia educativa, indica el estudio, es la desigualdad en la distribución de oportunidades educacionales y el grado de eficacia para retener a los estudiantes que han logrado ingresar al sistema y asegurar que transiten hacia otros niveles educativos.

En este sentido, se explica que el principal reto de México es mejorar la transición de estudiantes en los niveles de educación secundaria y media superior.

Cabe mencionar que recientemente, la lideresa de SNTE reprochó que en México no se haya construido una reforma educativa integral, incluso advirtió basta de reformas que parchen .

apr