El Instituto Nacional de Migración (INM) informó que en julio fueron presentados ante la autoridad migratoria 18,758 extranjeros, y de ellos, 18,168 fueron devueltos a sus naciones de origen.

Estas cifras representan una reducción significativa, pues en junio pasado los extranjeros que fueron presentados ante la autoridad migratoria fueron 29,153 personas, y los devueltos a sus países de origen, 21,912.

También se informó que de enero a julio, Estados Unidos ha enviado a México casi 20,000 solicitantes de asilo, principalmente centroamericanos, para que esperen su respuesta en nuestro país.

Por el puerto fronterizo del Chaparral en Tijuana, Baja California, se tiene un registro de 6,649 personas que están en espera de asilo en México; mientras que en la Garita de Mexicali han ingresado 3,887.

En la estación de Reforma, en Ciudad Juárez, Chihuahua, hay 9,314 personas; por el nuevo Puente “Las Américas”, en Nuevo Laredo, Tamaulipas, sólo 61 personas se mantienen en espera de su trámite de Estados Unidos.

Este programa de internaciones inició el 29 de enero pasado, se suspendió temporalmente el 8 de abril, pero una semana después, el 16 de abril,  el gobierno de Donald Trump retomó esta práctica.