En medio de abrazos, felicitaciones y parabienes los más de 400 diputados que asistieron al Palacio Legislativo de San Lázaro, clausuraron los trabajos del primer periodo ordinario de sesiones de la LXII Legislatura del Congreso de la Unión.

Alrededor de las 14:00 horas, una vez concluida la votación del presupuesto 2013, el presidente de la Mesa Directiva de la Cámara de Diputados, Francisco Arroyo Vieyra declaró formalmente concluidos los trabajos de este primer periodo ordinario.

"La Cámara de Diputados es la expresión de la representación nacional, es una expresión de las virtudes, de los defectos, aspiraciones y del ejercicio más leal de la política", expresó en su discurso final.

Por separado el coordinador de la bancada del PRD, Silvano Aureoles Conejo, calificó de "bastante productivo" el trabajo del primer periodo de sesiones de la LXII Legislatura, sin embargo consideró que aún falta aprobar una reforma hacendaria integral.

Celebró que la Cámara de Diputados haya concretado reformas importantes, como la educativa, así como la aprobación del Presupuesto de Egresos de la Federación para el ejercicio fiscal 2013.

El legislador aseguró que la reforma educativa aprobada por la Cámara de Diputados está "bien hecha", por lo que no la considera vulnerable ante posibles impugnaciones que pueda realizar el sindicato magisterial.

Minutos más tarde en el salón de sesiones quedo instalada la Comisión Permanente del Congreso de la Unión y se eligió al priísta Francisco Arroyo Vieyra como presidente de este órgano para el receso legislativo que durará cinco sesiones así como a los integrantes de las diferentes comisiones.

apr