El secretario de Seguridad y Protección Ciudadana, Alfonso Durazo Montaño, pidió a los gobernadores del país reforzar las mesas de seguridad estatales, luego de que en diciembre el gobierno federal exhibió a los mandatarios que no asisten a dichas reuniones.

“Tenemos que trabajar mucho, juntos y coordinadamente, hasta lograr que estas mesas estatales tengan un funcionamiento óptimo. Cada una de ellas tiene sus propias particularidades e iremos atendiendo y platicando con cada uno de los señores gobernadores”, dijo Durazo al reunirse con los integrantes de la Conferencia Nacional de Gobernadores (Conago).

En el encuentro se acordó la compra consolidada de armas y revisión de protocolos de control de armas amparadas con licencia colectiva; reuniones bimestrales regionales de seguimiento y estrategia para atender la incidencia criminal local; apoyo a los municipios en el ámbito de la seguridad; fortalecimiento o creación de las unidades estatales de protección civil, de inteligencia financiera y de combate al secuestro, y el despliegue de la Guardia Nacional y su reclutamiento.

Alfonso Durazo destacó que parte fundamental de la Estrategia Nacional de Seguridad Pública es garantizar la coordinación entre los órdenes de gobierno, de tal forma que tanto los estados como las regiones actúen de manera conjunta e informada.

Acompañado por los titulares de las secretarías de la Defensa Nacional, Luis Cresencio Sandoval González, y de la Marina, José Rafael Ojeda Durán, así como del comandante de la Guardia Nacional, Luis Rodríguez Bucio, el secretario Alfonso Durazo indicó que tras una reunión con el Consejo Nacional de Seguridad Pública se propusieron lineamientos que permitirán mejorar el funcionamiento de las mesas de construcción de paz, ya que son una herramienta de coordinación fundamental para combatir la delincuencia, las cuales no podrían funcionar sin el liderazgo de los gobiernos estatales.

Coincidió con los gobernadores en que la lucha contra la inseguridad permanezca ajena a intereses coyunturales y reconoció los esfuerzos conjuntos alcanzados en esta materia.

Por su parte, el comandante de la Guardia Nacional, Luis Rodríguez Bucio, expuso que el despliegue en todo el país aumentó a 75,762 elementos y añadió que entre las funciones que realiza la corporación se encuentra dar seguridad en las carreteras federales. Explicó que el personal será asignado de manera progresiva para aumentar las coordinaciones regionales de 150 a 200 en el presente año.

Los subsecretarios de Seguridad Pública, Ricardo Mejía Berdeja, y de Planeación, Prevención, Protección Civil y Construcción de Paz, Alejandro Robledo Carretero, abordaron la propuesta para que elementos de la Policía Federal en proceso de transición a la Guardia Nacional puedan pedir una licencia que les permita pertenecer a corporaciones estatales y municipales, además de las bases para el funcionamiento de las mesas de construcción de paz.

El titular de la Coordinación Nacional Antisecuestro (Conase), Víctor Hugo Enríquez García, destacó que mediante la firma de un convenio con la Policía Federal en transición a la GN, 160 elementos de la Coordinación de Operaciones Especiales fueron comisionados a la institución, con lo que se proporciona apoyo a las Unidades Especializadas en Combate al Secuestro de los estados para el cumplimiento de órdenes de aprehensión.

[email protected]