El anuncio de Andrés Manuel López Obrador de desaparecer todas las delegaciones federales y crear 32 coordinaciones, al frente de personajes políticos de Morena, ha causado reacciones en contra.

Los gobernadores expresaron sus inquietudes por la desaparición de las delegaciones y la creación de 32 coordinaciones federales, reconoció Andrés Manuel López Obrador.

Sin embargo, dijo el virtual presidente, los mandatarios estatales respaldaron su propuesta para reestructurar esa área del gobierno federal y generar ahorros.

En mensaje de prensa luego de su reunión con el pleno de la Conferencia Nacional de Gobernadores, López Obrador mencionó: “Les expliqué (el tema de los coordinadores), es parte del plan de austeridad, porque les dije que tenía información sobre que había estados con hasta 15 o 20 delegaciones y ahora (habrá) sola una coordinación.

“No se va a despedir a ningún trabajador sindicalizado, de base, y creo que quedaron conformes”, puntualizó el tabasqueño.

López Obrador dijo que aunque en este tema, como en otros, pueda haber resistencia de algunos, “todo lo que resiste, apoya”.

Para el PAN, la decisión se trata del “comienzo del fin” del federalismo y dar poder económico y político a los coordinadores estatales de su gobierno por arriba de los gobiernos electos constitucionales.

La lista de coordinadores estatales de López Obrador incluye a figuras, por ejemplo, como Delfina Gómez para el Estado de México, otrora candidata de Morena a la gubernatura mexiquense, o Carlos Lomelí, en Jalisco, también excandidato a la gubernatura de ese estado en la pasada contienda.

Ayer, Obrador también dio a conocer 50 puntos que instruyó cumplir a los próximos funcionarios de su gobierno y confirma que todos los programas y estructuras, como son oficialías mayores, oficinas de prensa, oficinas de publicaciones, defensorías jurídicas, oficinas de compras, contralorías, delegaciones y demás, sus funciones o programas serán centralizadas en una coordinación.

El PAN en Edomex expuso en un comunicado que la decisión del candidato ganador centralizará el poder y restará autoridad económica y política a los gobernadores constitucionales en funciones.

“Personajes allegados a él (López Obrador) y que ganaron puestos de elección popular como senadores pedirán licencia en diciembre próximo para integrarse a esta modalidad de gobernadores ‘legítimos’”, expuso el partido en Edomex.

“Por ejemplo, en el Estado de México, la senadora electa Delfina Gómez asumiría el cargo de coordinadora general, lo que sería el inicio de acabar con el federalismo y daría facultades extremadamente anticonstitucionales”.

En tanto, el coordinador del PAN en la Cámara de Diputados, Marko Cortés, consideró que se tiene el propósito de posicionarlos con fines electorales rumbo a la gubernatura de cada entidad.