El presidente de la Mesa Directiva de la Cámara de Diputados, Jorge Carlos Ramírez Marín, consideró que los reclamos del presidente Felipe Calderón hacia el Congreso para urgir la aprobación de la Reforma Laboral no tienen ninguna justificación.

Cuestionado sobre si harán caso a ese tipo de presiones, dijo que "los reclamos del Ejecutivo no tienen ninguna justificación. Nunca hemos hecho caso porque entendemos que son posiciones político-electorales que no obedecen a una realidad".

"Cuando el Presidente nos señala a nosotros que aprobemos una iniciativa, está expresando su deseo pero los diputados tienen que hacer lo que la ley les concede, que es escuchar a todos los sectores antes de aprobar dicha reforma", señaló.

Respecto a la comparecencia del secretario del Trabajo, Javier Lozano, ocurrida la víspera, indicó que es un ejercicio ocioso y en todo caso se debe cambiar el formato.

"Lo que me interesaría a mí, es ver si efectivamente nosotros los diputados tuviéramos manera de verificar, que lo que dijo el señor Lozano es cierto y si tuviéramos manera, si no fue cierto, de enjuiciarlo y meterlo a la cárcel; en ese caso, estaríamos, entonces sí, parejos, mientras no sea así son fuegos artificiales", apuntó.

Respecto a una nueva comparecencia que alista la Comisión de Transportes con Javier Lozano, expresó que "tenemos que pensar aquí es qué utilidad le da al Legislativo estar invitando a definidos aspirantes presidenciales para que hagamos aquí la tribuna de su campaña, no lo entiendo".

"Si tuviéramos elementos para evitar que se convirtieran las comparecencias en campaña y efectivamente, pudiéramos exigirle decir la verdad, entonces sí valdría la pena invitarlos a comparecer".

El presidente de la Cámara de Diputados fue cuestionado sobre los llamados del ex presidente de México, Ernesto Zedillo, para que México apruebe la legalización de drogas como una medida de combatir al crimen organizado.

En ese sentido, aseguró que antes de dar ese gran paso, el gobierno tiene que instaurar un combate decidido contra las adicciones, creando centros de rehabilitación y apoyar a las entidades que ya se ocupan de ello.

APR