Los familiares de los 43 jóvenes desaparecidos de Ayotzinapa, Guerrero, el 26 y 27 de septiembre del 2014, podrán ir integrando la “Comisión de Investigación para la Verdad y la Justicia del Caso Iguala”, después que el Segundo Tribunal Unitario de Matamoros, Tamaulipas, entregó un informe al Tercer Tribunal Unitario del Décimo Noveno Circuito sobre esa posibilidad y de la reposición del procedimiento penal a siete de los involucrados.

El magistrado del Segundo Tribunal, Arturo Morales Serrano, determinó respecto de los expedientes 48/2015, 121/2015 y 160/2015, que el juez de la causa deje insubsistente los autos de formal prisión que se dictaron el 21 de agosto del 2015 a siete supuestos integrantes del grupo Guerreros Unidos, como imputó la Procuraduría General de la República (PGR) y hoy en sesión del Primer Tribunal Colegiado, que ordenó esas acciones, definirá qué alcances tiene la resolución.

Esto después que la PGR interpuso la semana pasada un recurso donde se declara en imposibilidad “real, jurídica y material” de cumplir con el mandato del Primer Tribunal Colegiado del Décimo Noveno Circuito de Tamaulipas, que ordenó crear la comisión, que sería integrada por representantes de familiares de los desaparecidos, la Comisión Nacional de Derechos Humanos, Ministerio Público Federal y otros.

Respaldo de procuradores

La PGR, en la Reunión Nacional de Procuradores y Fiscales Generales de Justicia de los 31 estados del país, había recibido el respaldo unánime para presentar el recurso de imposibilidad alegando invasión de poderes.

Sin embargo, los tres tribunales colegiados y unitarios han continuado con el desarrollo del fallo principal y el magistrado ordenó iniciar la integración de la comisión y reponer el proceso a los siete imputados.

rtorres@eleconomista.com.mx