Para impulsar la reactivación económica de Tabasco y apoyar a las micro, pequeñas y medianas empresas (mipymes) con créditos de fácil acceso y condiciones flexibles, el gobernador Adán Augusto López Hernández anunció el inicio del Programa Impulso Tabasco 2020 que operará la administración local en coordinación con Nacional Financiera (Nafin) y la banca comercial.

Ante las dificultades económicas generadas por la emergencia sanitaria, el mandatario dio a conocer que para apoyar la liquidez de las mipymes el programa entregará créditos directos desde 150,000 hasta 5 millones de pesos, que beneficiará a 2,500 negocios.

El fondo inicial para apoyar a estas empresas asciende a 320 millones de pesos, de los cuales 85% se destinará al sector comercio y servicios, mientras que el restante 15%, al sector industrial.

El gobernador señaló que las mipymes que accedan al programa recibirán seis meses de gracia sobre capital y tendrá durante el primer año del crédito un subsidio de 4% por parte del gobierno del estado a la tasa de interés de 13.9%, que la convertirá en la tasa más baja del sistema bancario nacional.

López Hernández agradeció el apoyo recibido por parte de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público, Nafin y los bancos privados, y en correspondencia, refrendó su compromiso con el sector empresarial y el trabajo permanente para lograr la reactivación económica, la generación de empleos y el desarrollo de todos los sectores productivos y de servicios.

Al Programa Impulso Tabasco 2020 podrán acceder empresas con dos años de antigüedad, así como personas físicas con actividad empresarial, morales y RFC, quienes deberán contar con una situación financiera sana y buen historial crediticio.

Los créditos estarán fondeados por Nafin y el gobierno del estado, a través del Fondo Empresarial Tabasco, con un plazo de hasta cinco años, sin garantía hipotecaria para los créditos de hasta 2.5 millones de pesos, más que un aval solidario dependiendo los requisitos del banco.

Este programa de reactivación de las economías regionales y la conservación de empleos se ha implementado en 28 estados del país, con el respaldo de los gobiernos estatales y la participación de 11 bancos comerciales, con una proyección de cobertura a las 32 entidades federativas.

[email protected]