Los resultados de la jornada comicial del pasado 4 de junio colocaron al Partido Revolucionario Institucional (PRI) como la primera fuerza en términos de gubernaturas (14 en total).

Sin embargo, perdió la titularidad en una entidad, Nayarit, y conservó al Estado de México —considerada como “la joya de la corona”—, así como Coahuila, ratificada este fin de semana por el Tribunal Electoral Federal.

En el 2012, el tricolor gobernaba en 20 entidades; para el 2016 la cifra era de únicamente 15 estados y tras las elecciones intermedias de hace cinco meses, quedó en el poder en 14 entidades federativas.

Con la validación del triunfo del candidato Por un Coahuila Seguro por parte del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación el viernes pasado, el abanderado priista Miguel Riquelme será el próximo gobernador.

Es de recordar que en junio obtuvo 482,891 votos; únicamente 30,860 más que su contrincante más cercano, Guillermo Anaya, candidato de la coalición Alianza Ciudadana, constituida por el Partido Acción Nacional (PAN), Encuentro Social, Unidad Democrática de Coahuila y Primero Coahuila.

En tanto, en el Estado de México, el priista Alfredo del Mazo se ubicó como el actual gobernador de la entidad, con un margen de 2.8% sobre la candidata del partido Movimiento Regeneración Nacional (Morena), Delfina Gómez.

La llegada del empresario Antonio Echevarría García al gobierno de Nayarit —representante de la coalición Juntos por Ti, del PAN, el Partido de la Revolución Democrática (PRD), Partido del Trabajo (PT) y el partido local PRS— significó la última pérdida de una gubernatura del PRI, quedando a la cabeza en 14 entidades.

Así, al tomar en cuenta los resultados de las pasadas elecciones intermedias y los gobiernos vigentes, las entidades gobernadas por el PRI  son: Estado de México; Campeche; Coahuila; Colima; Guerrero; Hidalgo; Jalisco; Oaxaca; San Luis Potosí; Sinaloa; Sonora; Tlaxcala; Yucatán, y Zacatecas.

De acuerdo con cifras de la Encuesta Intercensal 2015, realizada por el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi) —cuando se contaron 119 millones 530, 753 habitantes en México—, el total de los ciudadanos que viven en las entidades gobernadas por el PRI es de 52 millones,441,720.

En tanto, tomando en cuenta la lista nominal, es decir, la relación de ciudadanos que cuentan con su credencial para votar vigente, la cifra de posibles votantes en estos estados es de 37 millones 719,553.

Por otro lado, el PAN, el cual es presidido a nivel nacional por Ricardo Anaya Cortés, gobierna en: Nayarit; Aguascalientes; Baja California; Baja California Sur; Chihuahua; Tamaulipas; Guanajuato; Puebla, y Querétaro. En estas entidades viven 27 millones 580,593 mexicanos y 20 millones 458,241 se encuentran en la lista nominal.

En tanto, donde el blanquiazul fue en coalición con el PRD son: Quintana Roo, Durango y Veracruz, donde se registran 11 millones 368,821 habitantes y 8 millones 124, 191 mexicanos que se encuentran en la lista nominal.

El partido del sol azteca, dirigido por Alejandra Barrales, no obtuvo gubernaturas nuevas, por lo que permanece con los gobiernos de la Ciudad de México, Michoacán, Morelos y Tabasco. En conjunto, en estas cuatro entidades viven 17 millones, 802,207 mexicanos y hay 13 millones 978,614 votantes.

En tanto, el Partido Verde Ecologista de México (PVEM) encabeza el gobierno de Chiapas, donde habitan 5 millones 217,908 personas, con una lista nominal de 3.4 millones; y el candidato independiente, Jaime Heliódoro Rodríguez Calderón, conocido como el Bronco, gobierna a 5 millones 119,504 individuos y 3.8 millones de electores.