Aún con profundas divisiones entre legisladores, el Senado discutirá en comisiones las reformas constitucionales para garantizar el Estado Laico y permitir la libertad de credo.

Un primer voto de rechazo al Senado llegó de la Asamblea Legislativa del Distrito Federal (ALDF), quien pidió en un escrito a la Cámara Alta garantizar el Estado Laico y rechazar las reformas al artículo 24 de la Constitución en materia de libertad religiosa, las cuales se discutirán en comisiones de Puntos Constitucionales y Estudios Legislativos.

La modificación del artículo 40 constitucional es la que tiene mayor consenso, pues se establece que los mexicanos se constituyen en una República laica, tal como lo avaló la Cámara de Diputados el 11 de febrero del año pasado. Con esta reforma se garantiza que el Estado mexicano proporcione servicios con estricto apego a principios democráticos, libres, soberanos y representativos. De aprobarse, esta reforma sería ya turnada al presidente Felipe Calderón para su promulgación.

En contraste, la reforma al artículo 24 constitucional es donde existe mayor polémica, pues hay grupos que consideran que con ello se permitiría a la Iglesia predominante en el país tener acceso a concesiones de medios, además de abrir la puerta a la educación religiosa en escuelas o capellanías en el Ejército.

Nos metemos en un debate muy de fondo, en el cual mucha gente se van a manifestar en contra. Que el proceso que se dio en la Cámara (de Diputados) fue irregular y criticable, y que si bien el Senado es más cauteloso, seguramente estará mejor estructurado , afirmó ayer la senadora María de los Ángeles Moreno (PRI).

En ese marco, el PRI en el Senado dijo que condicionará su voto en favor de esa reforma a que se garantice primero la aprobación del Estado laico, en el artículo 40 constitucional, y en el dictamen sobre libertad religiosa del artículo 24 constitucional se especifique que la laicidad prevalecerá en todos los espacios públicos, como escuelas.

Cabe destacar que el proyecto de dictamen que hoy discutirán los senadores advierte que no se lesionará el principio de educación pública laica ni implica retroceso alguno.

El proyecto de dictamen de la Comisión de Puntos Constitucionales asegura que el Senado ya realizó las consultas públicas necesarias para someter a discusión esa reforma, pues argumenta que del 1 al 28 de febrero fueron recibidas varias organizaciones sociales por parte de senadores como María de los Ángeles Moreno y Melquiades Morales (ambos del PRI), José Luis García Zalvidea (PRD) y Felipe González (PAN), entre otros.