El Senado concedió licencia por tiempo indefinido a los panistas Javier Corral y Maki Ortiz, quienes serán los candidatos del blanquiazul a la gubernatura de Chihuahua y a la alcaldía de Reynosa, Tamaulipas, respectivamente.

En tribuna, Corral Jurado expuso que no le obsesiona ser gobernador, pues nunca ha aspirado al poder, pero expuso que está en su legítimo derecho de participar en las elecciones.

(...) Lo he resuelto por el deber de mi conciencia y la pasión de mi corazón, mi cariño por Chihuahua. No me obsesiona ser gobernador, nunca en toda mi carrera política he aspirado al poder por el poder, pero es legítima mi aspiración (...) , dijo Corral.

Maki Ortiz, por su parte, quien se llevó el reconocimiento de todas las fuerzas políticas, declaró que contenderá porque en su entidad federativa, Tamaulipas, la gente vive con miedo por la actuación del crimen organizado.

No puedo seguir sentada en la comodidad de mi escaño ni acompañada de todos ustedes que han sido maravillosos en mi vida y de las grandes oportunidades que he tenido, cuando en mi estado y mi ciudad los niños han perdido la posibilidad de jugar en los parques, los hombres y las mujeres ya no pueden salir a las calles, y los generadores de riqueza viven extorsionados y con miedo , dijo a en tribuna.

Este mes se prevé que siga la desbandada en el Senado, unos por unirse a puestos públicos en el gobierno federal y otros por los comicios de junio.