El PAN en Aguascalientes no pudo iniciar ayer su campaña rumbo al gobierno del estado, por el proceso legal que enfrenta su abanderado, Martín Orozco, en la entidad.

El caso incluso se complicó, pues el presidente nacional del partido, César Nava, manifestó por primera ocasión que ya se sabe que el blanquiazul no cuenta con el apoyo del gobernador panista, Luis Reynoso.

Algo que ya les había advertido Orozco, pues entre ambos políticos hay una vieja riña.

Qué bueno que las cartas estén marcadas (...), le ganaremos al PRI con Luis Armando Reynoso, sin Luis Armando Reynoso o contra Luis Armando Reynoso, lo que él escoja , dijo en un programa de radio.

De acuerdo con el Reglamento de Aplicación de Sanciones del PAN, los miembros activos pueden ser acreedores a una sanción si realizan actos de deslealtad al partido .

En Aguascalientes aún hay indefinición para solicitar al Comité Estatal o Nacional para que se imponga alguna infracción a Reynoso Femat, quien pese a ser militante del PAN manifesta su apoyo al priísta, Carlos Lozano.

Espino, también en la cuerda floja

El Comité Ejecutivo Nacional (CEN) del PAN avaló la recopilación de información sobre las declaraciones del expresidente, Manuel Espino, en contra del partido.

Obdulio Ávila, líder del blanquiazul en el DF y consejero del CEN, explicó que la propuesta fue de Jorge Manzanera, extitular de la Secretaría General Adjunta cuando Germán Martínez era dirigente.

Aún no se sabe qué hará el Comité con la información recopilada, lo cierto es que el Reglamento de Sanciones procede para el panista que ataque de hecho o de palabra a los principios, programas y a la dirigencia del partido .

Las sanciones que estipula el artículo 15 de dicho reglamento son:

amonestación, suspensión de derechos partidistas hasta por tres años y la expulsión.

trosas@eleconomista.com.mx