El coordinador parlamentario de Morena en la Cámara de Diputados, Mario Delgado, reiteró que la entrega de un Ingreso Mínimo Vital durante la crisis económica por la pandemia de Covid-19 es una salida fácil e inviable a largo plazo.

El también presidente de la Junta de Coordinación Política de San Lázaro, destacó que el gobierno federal encabezado por el presidente Andrés Manuel López Obrador ha entregado apoyos, los cuales aseguró, llegan a más de 70% de la población.

"Qué bueno que este Gobierno le da prioridad a proteger la inversión social, porque es quien más lo necesita, a través de los programas del Bienestar e incrementar la inversión en los proyectos de infraestructura, que es el gasto contracíclico por excelencia para estimular la actividad económica", declaró.

El legislador morenista, agregó que se ha logrado sin endeudar el país, ni aumentar impuestos, y recordó que el Congreso de la Unión aprobó la reforma al artículo 4 constitucional con el propósito de garantizar el acceso a la pensión para adultos mayores, a las becas para jóvenes, a los apoyos para personas con discapacidad y a los servicios de salud.

"El gobierno está enfrentando los efectos económicos de la pandemia a partir de no endeudar a México, porque la deuda de hoy son los impuestos de mañana, y porque, si el presidente se hubiera ido con la salida fácil del endeudamiento, en estos momentos tendríamos muy poca capacidad fiscal para enfrentar el 2021", recalcó.

Delgado Carrillo apuntó que el hecho de transferir una cantidad de recursos a través de los programas sociales ha evitado que el consumo se desfonde como todo el mundo preveía que iba a ocurrir.

Asimismo, señaló que la oposición antes de solicitar la entrega de un Ingreso Mínimo Vital, debería aprobar la reducción de 50% al financiamiento público de los partidos y destinar los recursos a la crisis económica y sanitaria.

marisol.velazquez@eleconomista.mx

kg