El informe parcial de los gastos de campaña que Andrés Manuel López Obrador hizo público no lo ha remitido al Instituto Federal Electoral (IFE) y si lo enviara no tendría vinculación ni relevancia para la fiscalización que debe realizar la autoridad electoral, comentó el consejero presidente, Leonardo Valdés Zurita.

Informó que, de cualquier manera, el IFE -al hacer uso de las facultades que le otorga la ley- investiga las cuentas del candidato.

Durante la presentación del Programa de Resultados Electorales Preliminares, Valdés Zurita hizo notar la imposibilidad de tener resultados sobre las quejas presentadas por el PRI y el PAN contra López Obrador antes del 1 de julio.

Explicó que una investigación a fondo y detallada como la que se requiere para sustanciar esas quejas implica recabar información bancaria y fiscal.

Las autoridades bancarias, agregó, tardan al menos 30 días naturales en responder, de ahí que sea materialmente imposible obtener una conclusión cuando faltan 27 días para los comicios.

Valdés reiteró que la autoridad electoral continúa con el desarrollo de sus labores de fiscalización, no sólo del candidato de la izquierda, sino de todos los aspirantes a puestos de elección popular federal.

Insistió en que la información que López Obrador dio a conocer por medios de comunicación no fue entregada al IFE. Se congratuló de ese afán de transparencia, pero insistió en que los únicos resultados válidos derivan de su propia fiscalización con procedimientos establecidos y realizados por su personal.

Por otra parte, puntualizó que las declaraciones de los actores políticos están protegidas por la libertad de expresión y el Instituto no tiene facultades para intervenir; sólo en caso de la propaganda.