Miguel Ángel es el hombre que el 5 de mayo de este desgraciado año le ganó la batalla a la pandemia del Covid-19.

Después de 31 días de estar internado, 18 de ellos intubado, con alucinaciones y delirios, salió rengueando de la pierna izquierda.

Agarró ganas de vivir de una promesa: le dijo a su mujer que, si libraba esa, se casarían. Los días en cama le confirmaron su convicción. Dice que ahí dentro se dio cuenta que es la mujer de su vida.

El paciente dado de alta salió con ganas de festejar la vida.

Historias como esa y varias más de dolor, carencias en los hospitales, heroísmo de los hombres y mujeres de blanco, así como de las inconsistencias de la estrategia y cifras oficiales para contener la pandemia, se cuentan en el libro “La historia oscura detrás de la pandemia. El baile de las cifras de López-Gatell”, coordinado por Jorge Ramos Pérez y Mariluz Roldán, editado por Grijalbo.

En ese trabajo se reúnen trabajos de Mariluz Roldán, principalmente, aunque también hay de Christian González, Axel Chávez, Erika Flores, Marco Antonio Martínez, Iván Mejía y Diana Juárez.

Además, contiene dos ensayos: uno del exsecretario de Salud, José Narro y otro del analista Jorge Andrés Castañeda. El prólogo es del periodista Roberto Rock.

En entrevista, Jorge Ramos expuso que el libro tiene su origen en el trabajo periodístico realizado en el portal La Silla Rota, para informar la crisis por la que atraviesan los servicios de salud en el país, desde antes de que la pandemia llegara a México.

Relató que a principios de abril se publicaron los primeros reportajes para dar cuenta de las inconsistencias en la información difundida desde las conferencias vespertinas encabezadas por el subsecretario de Salud, Hugo López-Gatell.

En su opinión, la información que se daba a conocer, desde entonces en el Salón de la Tesorería de Palacio Nacional, era contrastante con los propios datos de la Secretaría de Salud.

Para finales de mayo, una vez mapeados los problemas del sector salud en el país, se integró este libro que, dijo, lo ofrecen “como un primer saque” de esta historia que todavía no se acaba de contar.

De acuerdo con el periodista, desde el inicio se han observado tropiezos de la autoridad en la gestión de la emergencia.

“Al principio era entendible porque nos enfrentábamos a una situación desconocida, por más que se han enfrentado otras pandemias, pero el problema fundamental que encontramos fue que el gobierno ha dejado de lado alternativas que podrían mitigar el impacto de la pandemia”.

Señala que el objetivo de este conjunto de textos es destacar que las víctimas de la pandemia son personas que forman parte de las decenas de historias que se han originado con la propagación de esta enfermedad de origen remoto.

“Son vidas truncadas, familias que sufren el dolor de perder a un ser querido o que han enfrentado las consecuencias económicas como el desempleo.”

Para el periodista la narrativa del gobierno es absolutamente contraria a la realidad; ha ido en una continua discrepancia consigo misma, lo cual ha generado muchos problemas.

“En este gobierno piensan que si dan varias conferencias al día es informar, pero el hecho de que saturen con conferencias no quiere decir que estén ofreciendo información de calidad útil, tanto para la población como para la toma de decisiones de política pública. Lo que se requiere es menos cantidad y más calidad”, indicó.

Ha faltado capacidad en la gestión de la pandemia: José Narro

En el ensayo del exsecretario de Salud, José Narro, contenido en el libro, el exfuncionario plantea que, si bien el gobierno mexicano no es responsable de la pandemia, sí de la gestión: la preparación que se hizo para enfrentarla, de la forma en que se coordinan las acciones, las decisiones que se toman y la atención integral a un problema grave como ese.

En su opinión, a las autoridades de Salud les ha faltado capacidad para cumplir cabalmente con su responsabilidad.

A lo largo de su texto expone cinco condiciones que hubieran favorecido el manejo correcto de la epidemia:

  • a) Responder de manera pertinente e integral al desafío;
  • b) Disponer de información oportuna, completa, veraz y comprobable para diseñar una estrategia que definiera el camino por recorrer, los tiempos de ejecución y que posibilitara acciones para corregir o ajustar la ruta;
  • c) Demostrar liderazgo que se requiere para sumar a todas las personas, sectores y grupos que debieran haber sido convocados para formar parte de la coordinación;
  • d) Fundamentar las decisiones en el conocimiento científico y técnico y no principalmente en consideraciones políticas y e) construir un mecanismo de comunicación con la sociedad confiable, consistente y certero, permitir la rendición de cuentas y valoración de lo realizado.

Para el especialista, la estrategia de las autoridades de salud ha consistido en minimizar la gravedad y dimensión del problema y en asegurar que se contaba con todo lo necesario para la atención. Además, asegura que la opacidad, la mentira y la inconsistencia han sido las constantes.

Por su parte, Jorge Andrés Castañeda expone como una de las carencias más graves de la gestión de la crisis sanitaria ha sido el manejo de las cifras de las defunciones y contagios.

diego.badillo@eleconomista.mx