El contexto actual de impunidad y violencia en México afecta gravemente a las personas defensoras de derechos humanos y a periodistas, de acuerdo con el relator especial de las Naciones Unidas (ONU), Michel Forst.

El funcionario internacional hizo entrega del “Informe de casos íntegros sobre la situación de los defensores de los derechos humanos” ante el Consejo de Derechos Humanos de la ONU. En el documento reiteró que el principal obstáculo para la protección de los activistas y reporteros en nuestro país son las fallas sistemáticas en la investigación, procesamiento y sanción de los delitos cometidos, que resultan en impunidad en la mayoría de los casos.

Asimismo, expuso en el texto, la ineficacia en la prevención del delito y en las medidas de protección para las personas defensoras de derechos humanos.

“Un nivel continuo y elevado de impunidad legitima los actos de violencia contra las personas defensoras de los derechos humanos, paralizando su labor e interfiriendo con el ejercicio del derecho a defender derechos humanos”, se lee en el reporte.

En un contexto de impunidad, alegó Michel Forst, las personas defensoras de derechos humanos se encuentran en una situación de especial vulnerabilidad frente a actores privados, tales como grupos del crimen organizado y empresas que actúan al amparo de autoridades débiles, corruptas o infiltradas, tanto a nivel federal, como a nivel estatal y municipal.

sistemas anticorrupción

La Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex) alertó sobre la deficiente y tardada conformación de los sistemas locales anticorrupción.

La Coparmex informó que hasta febrero pasado sólo 10 entidades habían cumplido con el marco jurídico para empezar a operar.