La falta de efectividad de las instituciones públicas para perseguir y prevenir los homicidios, el desplazamiento forzado y las desapariciones de personas, le cuesta a México alrededor de 422,390 millones de pesos al año, reveló el estudio Costos de la Impunidad.

De acuerdo con el documento, presentado este martes por los investigadores Patricia Obeso, excolaboradora del Instituto para la Economía y la Paz y Alejandro Anaya, académico del Instituto Tecnológico y de Estudios Superiores de Occidente (ITESO), para llegar a dicha cifra se tomaron en cuenta tres etapas:

“La primera analiza la literatura en torno a los costos de la violencia criminal desde que Calderón inició su estrategia de seguridad en 2006, así como a la relación entre calidad y legitimidad institucionales con la impunidad y el índice de homicidios.

“La segunda etapa estima los costos económicos de las pérdidas de vidas, mediante un cálculo del flujo salarial no realizado de las víctimas de acuerdo con su grupo de edad, nivel educativo y género. La tercera etapa, finalmente, realiza el cálculo de algunas pérdidas económicas a partir de los hallazgos de la primera y segunda etapas”, se precisó en el documento.

Realiza el cálculo de algunas pérdidas económicas a partir de los hallazgos de la primera y segunda etapas, se precisó en el documento.

Además del costo que deja la impunidad, el estudio presentó una correlación entre dicho problema con las desapariciones de personas y el desplazamiento forzado.

"Por cada punto porcentual que se lograra disminuir la impunidad en un estado determinado se tendrían, en promedio, hasta 173 personas desaparecidas y hasta 182 víctimas de desplazamiento forzado menos al año", se indicó.

En este contexto, el documento menciona que en caso de que los índices de impunidad en el país se hubieran reducido alrededor de 10% entre el 2007 y el 2018 se habrían prevenido unas 20,760 desapariciones, alrededor de 56% del total de las desapariciones registradas en el periodo.

"Estas desapariciones generaron un costo de 10,226 millones de pesos en pérdida salarial, lo cual equivale al 0.0138% del PIB anual”, se señaló.

Por otra parte, sobre los asesinatos, el estudio indicó que son factor para la desaceleración económica de México.

“La pérdida salarial que implica el asesinato de 228,957 personas entre 2007 y 2018 en México asciende a 135,000 millones de pesos; lo que equivale a un promedio de 0.1507% del Producto Interno Bruto (PIB) anual.

“Esto genera un impacto negativo en el crecimiento futuro del PIB de dimensiones considerables. Suponiendo un crecimiento anual del PIB de 3%, tenemos que la economía mexicana habría crecido en promedio 6.78% más hacia 2050 si no se hubiera dado la pérdida salarial resultante de la pérdida acumulada de vidas entre 2007 y 2018”, se acotó.