El Partido de la Revolución Democrática (PRD) advirtió que evitará a toda costa que en agosto haya un periodo extraordinario de sesiones en el Congreso de la Unión, para aprobar reformas a las leyes Federal del Trabajo y de Seguridad Nacional.

La secretaria general de esa fuerza política, Dolores Padierna, señaló en entrevista que de acuerdo con información de diputados de su partido, el PRI y el PAN presentarán el 25 de junio los dictámenes de reforma a esas leyes y convocarán a un periodo extraordinario en agosto para aprobarlos.

Criticó la posición del coordinador de los senadores perredistas, Carlos Navarrete, quien se pronunció a favor de un periodo extraordinario para tratar esos temas y le recordó que su postura no es la del partido, cuya dirigencia tomará una decisión y la notificará a sus legisladores para que la hagan cumplir.

De no acatarlo, Navarrete Ruiz actuaría contra los intereses del partido del sol azteca, pues no es papel de la izquierda "contribuir con los fines de la derecha".

Consideró que sería muy peligroso para México que por un acuerdo entre los partidos Acción Nacional (PAN) y Revolucionario Institucional (PRI), se pretenda aprobar legislaciones que pongan en riesgo los derechos laborales y humanos de la población.

Tras señalar que el PRD definirá en las próximas horas la ruta de acción para impedir que dichas reformas avancen, Padierna Luna consideró que el recurso de tomar la tribuna ya está muy desgastado, aunque no lo descartó por completo.

APR