El asesinato de dos candidatas y una regidora en Puebla y Oaxaca este fin de semana se suma a la ola de violencia política registrada durante el actual proceso electoral, cuya cifra alcanza, al menos, 105 actores políticos.

Pamela Itzamaray Terán Pineda, candidata a segunda concejal de la coalición PRI, PVEM y Panal a la presidencia municipal de Juchitán, fue asesinada a tiros la madrugada del sábado en Juchitán de Zaragoza, Oaxaca.

La candidata de la coalición Todos por México y dos personas más, entre ellos la hija de la periodista oaxaqueña Soledad Jarquín Edgar y fotógrafa, María del Sol Cruz Jarquín; fueron atacadas al salir de un restaurante-bar ubicado en el centro de Juchitán aproximadamente a las 3:00 horas del pasado 2 de junio.

Este mismo fin de semana, pero en el municipio de Zihuateutla, Puebla, fue ultimada Juana Irais Maldonado Infante, candidata del PVEM a diputada por el distrito local de Huauchinango. En el atentado, también perdió la vida su colaboradora, la regidora de Salud, Asistencia Pública, Ecología, Medio Ambiente y Juventud del Ayuntamiento de Juan Galindo, Érika Cázares.

El Partido Verde, dirigido por Carlos Puente Salas, manifestó en un comunicado oficial sobre este caso: “Resulta urgente que las autoridades tomen cartas en el asunto, para poner fin a la violencia y la agresión a la que se enfrentan los aspirantes y candidatos a cargos públicos, en el marco del actual proceso electoral”.

La firma especialista en análisis de riesgos Etellekt ha contabilizado los casos de agresiones en contra de los actores políticos desde que inició el proceso electoral. De acuerdo con su último corte, del 8 de septiembre del 2017 al 26 de mayo del 2018, hubo 102 asesinatos de actores políticos. Al sumar a las tres víctimas que buscaban un cargo de elección popular en estos estados vecinos, la cuenta asciende a, por lo menos, 105 pérdidas de vidas.

Los asesinatos contabilizados por Etellekt han ocurrido en 21 estados de la República Mexicana, siendo Guerrero, Oaxaca, Puebla y Veracruz las entidades que encabezan la lista.

De los casos documentados por la firma, se aprecia que las ejecuciones realizadas por comandos armados son común denominador de los asesinatos, con 67 por ciento. Mientras que en otro 16% las víctimas fueron halladas con señales de tortura.

Sobre el tema, desde su cuenta oficial de Twitter, la magistrada presidenta del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF), Janine Otálora Malassis, señaló que en los últimos meses se ha incrementado el número de asesinatos en contra de personas que aspiran a un cargo de elección popular.

“Condeno enérgicamente cualquier expresión de violencia y hago un respetuoso llamado a las autoridades a que estos actos se investiguen, sancionen y se generen medidas de reparación para las víctimas”, comunicó la magistrada.

La presidenta del TEPJF señaló también la urgencia de implementar medidas de prevención que permitan a las personas que aspiran a un cargo público así como a toda la población tener una vida libre de violencia en la que se puedan ejercer de manera plena los derechos político-electorales.

Detenidos, en Puebla

Sobre los homicidios de Juana Maldonado y Érika Cázares, la Fiscalía General de Puebla informó que horas después del hallazgo de los cuerpos fue detenido un vehículo en la carretera federal México-Tuxpan por personal de la Policía Federal, del cual descendieron dos sujetos que dispararon a los agentes, resultando un elemento lesionado y un agresor fallecido.

En total, fueron detenidos cinco hombres, que ya se encuentran a disposición del Ministerio Público y forman parte de una de las líneas de investigación en torno al caso del homicidio de la candidata y la regidora.

En Oaxaca, el gobierno local informó que se realizará una “amplia investigación” para el esclarecimiento de los hechos. (Con información de Notimex)