El Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado (ISSSTE) se encuentra en una primera fase de reingeniería institucional para mejorar los servicios que ofrece a sus más de 13.3 millones de derechohabientes, indicó Héctor Santana Suárez, secretario general del organismo público.

“Para avanzar en esta ruta se han tomado medidas difíciles, pero responsables y encaminadas a restablecer los equilibrios financieros que nos permitan garantizar la sustentabilidad institucional y que den viabilidad a nuestras actividades”, dijo al participar en la inauguración de la Semana Nacional de la Seguridad Social en la Cámara de Diputados.

Comentó que se busca mejorar los 21 servicios que brinda el ISSSTE no solo en el área de salud, sino también en materia de pensiones, prestaciones económicas, créditos hipotecarios y vivienda, estancias infantiles, espacios de cultura y servicios funerarios, por mencionar algunos.

Aseguró que se han abierto espacios de diálogo con las entidades deudoras del ISSSTE para propiciar su regularización y con ello, el instituto pueda contar con mayores recursos para su funcionamiento y modernización.

Abundó que, se están evaluando nuevos mecanismos para ampliar la oferta y calidad de servicios que da el ISSSTE; así como en la optimización de procesos administrativos y protocolos médicos.

“Se están redefiniendo prioridades y posteriormente la reasignación de recursos. A lo largo del sexenio haremos que los insumos y medicinas estén en tiempo y forma y que los tiempos de espera disminuyan en forma significativa, todo ello sin descuidar la necesaria gobernanza institucional”.

Santana Suárez reconoció que es necesario actualizar y modernizar el equipamiento médico y de laboratorio, así como integrar a personal más especializado en todas las áreas de atención que da el ISSSTE.

El funcionario recordó que en este 2019, el ISSSTE cumple 60 años, por lo que es indispensable que se mantenga como un organismo que brinda seguridad social a los mexicanos.