“Ante el mal momento que atraviesa la seguridad pública en el país, la próxima administración federal deberá implementar una estrategia preventiva y reactiva, que regrese la paz a los ciudadanos y dé certeza jurídica a los empresarios para seguir invirtiendo”, consideró Ignacio Manjarrez Ayub.

El presidente de la Comisión de Seguridad de la Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex) sostuvo que en los primeros cinco meses de este 2018 no hay cifras nada alentadoras en materia de seguridad ni para la ciudadanía ni para los empresarios, pues en ese lapso se han registrado 760,916 delitos a nivel nacional, eso sin considerar la cifra negra: los que no se denuncian.

Manjarrez Ayub señaló que ante este escenario poco alentador en materia de seguridad, uno de los principales desafíos de la próxima administración será construir una estrategia integral que permita pacificar al país.

Debe ser una estrategia mixta, que contemple la parte preventiva y reactiva para poder contener la violencia que se está manifestando. No podemos decir pura prevención cuando la casa se está quemando, tiene que ser algo mixto, probablemente más reacción que prevención.

Agregó que esa estrategia no sólo debe permitir controlar el problema de inseguridad, sino garantizar que no habrá más impunidad en la comisión de delitos. “Queremos que las denuncias no se queden en un carpetazo, si no que realmente se busque a los culpables y se lleven ante la justicia y que los bienes que fueron sustraídos se repongan, queremos que se aplique la ley”.

Enfatizó que lo ideal es que sea una estrategia planeada a largo plazo y no sólo a un trienio o sexenio como generalmente se hace en México y, sobre todo, que se tome en cuenta la opinión de especialistas, pero también de empresarios, quienes son de los más afectados por el clima de inseguridad. El sector empresarial es el sector que genera el bienestar económico del país y sin duda es importante que nos escuchen y que podamos generar una estrategia en conjunto en beneficio de los ciudadanos y empresarios en materia de seguridad”.

Agregó que la estrategia, que deberá ser clara y transparente, tendrá que dar sus primeros resultados en el primer año porque si el problema no empieza a revertirse en los primeros 12 meses del sexenio, no hay duda de que “esto va a complicarse mucho más”.

 No basta con crear SSP; se debe acompañar de más acciones

Ignacio Manjarrez sostuvo que si bien fue un error haber desaparecido la Secretaría de Seguridad Pública (SSP) en la actual administración, no se debe caer en el error de creer que con su reconstrucción el problema de seguridad estará resuelto.

“Tiene que ser una estrategia integral, no es nada más la pura secretaría, pues tiene que ver desde las policías municipales, las estatales, procuradurías estatales, las defensorías de oficio, los poderes judiciales de los estados, sin duda lo que tiene que ver con las policías federales y nos vamos de la municipal hasta el más alto nivel de la federación; tiene que ser algo coordinado, tiene que ser un compromiso desde el más sencillo hasta el más alto”.

Agregó que como parte de la nueva estrategia de seguridad es fundamental que se retome la propuesta de crear un Mando Mixto, debido a no todos los municipios del país tienen policías capacitadas para hacer frente a la delincuencia.

Donde existe el municipio con capacidad para garantizar la seguridad, dijo, que sea el municipio que se encargue, pero donde no exista esa capacidad que sea el Estado el que se encargue de la seguridad.

 Necesitamos una justicia rápida

El presidente de la Comisión de Seguridad de la Coparmex indicó que si en campaña los candidatos querían bajar el sol y las estrellas, tienen claro que en el ejercicio de gobierno el virtual presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador, no podrá cumplir con todo lo prometido; sin embargo, sí es deseable que se trabaje en construir certeza jurídica y Estado de Derecho.

“Necesitamos que se aplique la ley, necesitamos una justicia rápida y expedita. es a lo que aspiramos los mexicanos”.

Recordó que aunque seguramente las cifras se incrementarán este año, en el 2015, de acuerdo con la Encuesta Nacional de Victimización de Empresas, realizada por el Instituto Nacional de Estadística y Geografía, el costo total por inseguridad para el sector empresarial fue por 138,900 millones de pesos, además de que tuvieron que destinar alrededor de 73,300 millones de pesos para cuidarse.

Ignacio Manjarrez Ayub

•  Es egresado de Ingeniería Electrónica de la Universidad de Texas en El Paso, EU.

Se ha desempeñado como:

•  Presidente de la Coparmex de la ciudad de Chihuahua.

•  Presidente de la comisión de seguridad de la Coparmex.

•  Fundador y operador ejecutivo del Comité Ciudadano de Seguridad Pública Municipal 2005.

•  Jefe de Telecomunicaciones de la Dirección de Seguridad Pública del ayuntamiento de Cd. Juárez.

•  Presidente del Club Libanés de Chihuahua, AC.

lidia.arista@eleconomista.mx