El Instituto Nacional de Transparencia, Acceso a la Información y protección de Datos Personales (INAI), ordenó a la Secretaría de Educación Pública (SEP) entregar los nombres y resultados de los docentes que presentaron la Evaluación Universal de Docentes y Directivos en Servicio de Educación Básica en el 2012.

El sujeto obligado clasificó por tres años la información relativa a la calificación obtenida en el examen, el número de aciertos y desaciertos, y entregó en un disco compacto la base de datos relacionada con los diagnósticos y opciones formativas de los docentes que participaron en educación primera a la Primera Fase de la Evaluación Universal 2011-2012.

El particular interpuso un recurso de revisión ante el entonces Instituto Federal de Acceso a la Información y Protección de Datos Personales (IFAI), quien instruyó al sujeto obligado la entrega de la información.

El organismo reclasificó la asociación del nombre del maestro participante con sus resultados obtenidos, a fin de evitar disturbios sociales que desemboquen en manifestaciones y acciones violentas que pongan en riesgo la integridad y seguridad de las personas .

Sin embrago a través de un juicio de Amparo Indirecto promovido el 31 de marzo de 2014, el Juzgado Sexto de Distrito en Materia Administrativa en el Distrito Federal, dejó sin efectos la resolución del IFAI.

Luego de la interposición de un recurso de revisión sobre el fallo, el Cuarto Tribunal Colegiado en Materia Administrativa del Primer Circuito confirmó la sentencia dictada en marzo del 2014.

La comisionada del INAI, Patricia Kurczyn en un segundo análisis del asunto, consideró de relevancia pública la asociación del nombre del maestro evaluado con los resultados que obtuvo, además de que estos datos ya fueron publicados en el sitio Evaluación Universal de Docentes y Directivos en el Servicio de Educación Básica .

Si bien la asociación del nombre del docente evaluado con sus respectivos resultados, envuelven la naturaleza de datos personales, también es cierto que envuelven una relevancia pública y por ello este tipo de información no debe ser susceptible de confidencialidad , expuso.

En este sentido el pleno del INAI instruyó a la SEP entregar la documentación requerida, asociando el nombre del maestro evaluado con sus resultados, con independencia si estos constan en aciertos y desaciertos o en porcentaje.

mfh