La Auditoría Superior de la Federación (ASF) reportó que el Instituto Federal Electoral (IFE) pagó de forma indebida 21,557 millones de pesos a 886 funcionarios bajo la figura de compensación a labores extraordinarias durante el proceso electoral que organizó en el 2012 para la sucesión presidencial y en el relevo del Congreso.

En su revisión a la Cuenta Pública del 2012, que ayer se presentó, la ASF precisó que se realizaron pagos a 886 prestadores de servicio contratados por honorarios por 21 millones 557,600 pesos, por concepto de Compensación al Personal del Instituto Federal Electoral con motivo de las labores extraordinarias derivadas del Proceso Electoral 2011-2012 .

La ASF precisó que si bien los pagos fueron autorizados por la Junta General Ejecutiva del IFE, mediante los acuerdos JGE45/2012 y JGE71/2012, esa compensación que se pagó al personal de honorarios no está autorizada en el Código Federal de Instituciones y Procedimientos Electorales.

La ASF pidió al IFE que fortalezca los mecanismos de control y supervisión del personal que contrata por honorarios, ya que se presume un probable daño o perjuicio o ambos a la Hacienda Pública Federal por un monto de 3 millones 471,721 pesos correspondientes a pagos de honorarios que no se sustentaron en los documentos.

Además, la ASF indicó presumir un probable daño o perjuicio en contra de la Hacienda Federal por un monto de 9 millones 618,563 pesos por la falta de evidencia de la entrega-recepción de 378 equipos de telefonía satelital.

[email protected]