Guadalajara.- El candidato de la coalición Movimiento Progresista a la Presidencia de la República, Andrés Manuel López Obrador, exigió a los consejeros del Instituto Federal Electoral (IFE) no pretextar imposibilidad legal para informar ya, y no hasta que termine la campaña, sobre el excesivo gasto de dinero público en que está incurriendo su adversario del PRI, Enrique Peña Nieto.

Sí hay posibilidad de hacerlo. La Constitución establece que tiene que haber democracia, y democracia es garantizar el voto libre de los ciudadanos y garantizar que las elecciones sean equitativas, que haya equidad. Entonces, sí hay un marco jurídico que les permitiría actuar ante todo este gasto excesivo del PRI y de Peña".

Los consejeros electorales, dijo, están justificando su inacción con base en lo que dice la ley sobre los tiempos de fiscalización de los gastos de campaña.

"Pero se les olvida que hay un principio constitucional que tiene que ver con la equidad. La elección tiene que ser libre, equitativa. Bueno, con apego a ese principio ellos pueden actuar. Que no digan que no tienen posibilidad de actuar".

Sin embargo, cuando se le preguntó sobre el exhorto de Peña Nieto a que todos los candidatos presidenciales informen de sus gastos de campaña y se le pidió informar cuánto dinero ha erogado en sus actividades proselitistas, evadió:

No tengo la información, pero muy poco. Es mínimo con relación al gasto del PRI. El PRI ha utilizado dinero a raudales. Ahora resulta que nos la quieren voltear. Ahora resulta que es a nosotros a los que nos van a fiscalizar, cuando se está haciendo el IFE de la vista gorda, porque ya el PRI rebasó el tope de campaña".

A pesar de que toda la información al respecto se reporta al IFE, se quejó, "hay hasta fiscales del IFE en nuestros actos, lo que no sucede con Peña Nieto".

La fiscalización sobre el excesivo gasto de su contendiente priísta, insistió, es obligación del IFE porque para eso se les paga a los consejeros, que ganan 300,000 pesos mensuales y se dan la gran vida.

"El IFE cuesta mucho, ganan bastante, sobre todo los consejeros, lo digo de manera respetuosa, 300,000 pesos mensuales, y no cumplen con su función".

Mientras durante las campañas todos los candidatos se tienen que levantar temprano y acostarse tarde, comentó, los consejeros del IFE tienen una rutina muy cómoda.

"Se levantan con calma, se van a desayunar a un buen restaurante, después regresan, atienden asuntos de la oficina, van luego a la hora de la comida a otro buen restaurante, regresan y se van sin problema. Ellos tienen que cumplir con la función de fiscalizar, no nada más estar diciendo: 'vamos a hacer una rueda de prensa y vamos a decir que ya vino aquí el PRI y que no tiene ningún problema y que va a transparentar sus gastos'. ¿Cómo es que utilizan la palabra? Porque son respetuosos de la ley. Y (que) van a acatar la ley de manera es-cru-pu-lo-sa. Ese tipo de retórica...", se burló.

Posterior a su acostumbrada conferencia de prensa diaria, López Obrador encabezó a media mañana un foro en materia de combate a la corrupción.

rramos@eleconomista.com.mx

MIF